El asesinato fue cometido el 29 de diciembre último. 

Nahir Galarza, quien confesó haber matado a su ex novio Fernando Pastorizzo en la ciudad enterriana de Gualeguaychú, le habría disparado a la víctima por la espalda y a quemarropa, según los primeros resultados de la pericia balística.

Los expertos aseguran que la imputada casi apoyó el arma en el cuerpo del afectado en el momento de efectuar el primer disparo. Esperan por nuevos resultados, los cuales determinarán la distancia exacta entre la víctima y la imputada. 

En tanto, el vocero de la familia de Galarza, Jorge Zonzini, negó que el disparo haya sido a quemarropa y agregó: "ellos se iban cagando a palos arriba de la moto. Un testigo vio como Pastorizzo le pegó a Nahir, la subió a la moto de los pelos y era él quien llevaba el arma". 

Este viernes se realizará la última entrevista programada de los especialistas con Nahir Galarza. No descartan que realicen una audiencia extra.