El cuerpo  apareció a pocos metros de este lugar. (Google Street View) 

Varios narcotraficantes asesinaron salvajemente a un humilde remisero, de 47 años, a quien le dispararon un balazo en la espalda, en un cruento y confuso suceso, que se registró en la localidad bonaerense de La Cañada, en el partido de Quilmes.

Los agresores lograron darse a la fuga y ahora son buscados, de manera intensa, por los pesquisas policiales, quienes descartaron el robo como móvil del crimen. Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Luis Vergara, de 47 años.

El hecho, que se produjo en la noche del martes pasado, aunque recién trascendió en las últimas horas, se descubrió cuando los integrantes del Comando Patrulla (CP) de Quilmes Oeste, a raíz de un llamado al número telefónico de emergencias 911, arribaron al cruce de 812 y 893, donde hallaron el cuerpo sin vida de Vergara, junto al automóvil de alquiler que conducía, un Peugeot 405 gris, patente RWK 031.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el fallecido presentaba un certero impacto de bala en la espalda. Mientras tanto, el rodado tenía al menos 3 disparos en el parabrisas.

Habitantes del humilde vecindario dialogaron con los funcionarios de la Justicia y afirmaron no haber escuchado detonaciones. A raíz de este motivo, los investigadores opinan que Vergara no fue atacado en esa esquina, sino en el interior de una villa de emergencia que hay en dicho vecindario, en el sur del conurbano provincial.

El remisero habría logrado ascender al Peugeot 405, en el que abandonó el asentamiento para solicitar ayuda. Sin embargo, el hombre bajó del automóvil y cayó muerto como consecuencia de sus heridas.

Varias diligencias Pesquisas policiales de la comisaría de La Cañada (5ª de Quilmes) realizan diferentes procedimientos con el objetivo de establecer el paradero de los responsables del fusilamiento, que se asegura son hampones vinculados a la comercialización de estupefacientes.

Con respecto a los móviles del ilícito, los investigadores descartaron un intento de asalto, ya que se incautaron 1.300 pesos, en billetes de baja denominación, en uno de los asientos del vehículo.