El barco, que cubría el trayecto entre la Isla de Itaparica y la ciudad de Salvador, en el noreste de Brasil, se hundió esta madrugada y de los 162 pasajeros, 34 fueron rescatados con vida.

De acuerdo con la prensa local, la embarcación que transportaba trabajadores que viajaban a trabajar a Salvador y turistas dio una vuelta de campana a 200 metros de haber partido de la terminal portuaria de Mar Grande, en la Isla de Itaparica, ubicada en la Bahía de todos los Santos.

El barco “Cavalo Marinho” tenía capacidad para 162 personas por lo que lanchas particulares fueron habilitadas por las autoridades portuarias para buscar a los desaparecidos del hundimiento, ocurrido a las 6.30, mientras que la marina envió tres navíos de la Base Naval de Aratú y tres lanchas de la Capitanía de Puertos para colaborar en el rescate.

Todavía no se conocen las causas del naufragio pero los bomberos aseguraron que a esa hora de la mañana el viento sopla fuerte y que las olas llegaban a los dos metros de altura.

El naufragio en Bahía ocurre 24 horas después de que otra embarcación de pasajeros se hundiera en el río Xingú, en el Amazonas, dejando al menos 19 muertos y unos siete desaparecidos.