La madre de Guadalupe Ezeiza, la nena de 8 años asesinada el domingo en la ciudad bonaerense de Lobos, aseguró este martes que su sobrino Sergio Ramón Oliveira, detenido como presunto autor del hecho, es un "monstruo" o un "demonio" al que le tenía confianza porque fue criado por ella.

"Nosotros lo criamos y siempre le dimos todo. Lo llevábamos a la escuela. Yo me ocupaba de él. Criamos a un monstruo, es un demonio. Para hacerle lo que le hizo a mi hija, tiene que ser un demonio", dijo durante esta jornada al canal C5N Severiana, la madre de Guadalupe.

"Le tenía confianza porque lo criamos nosotros. Es mi sobrino, el hijo de mi hermana. Nunca se me cruzó por la cabeza que él sería capaz de hacer algo así", señaló.

Al explicar cómo se dieron los hechos, relató que el domingo por la tarde, alrededor de las 17, Oliveira le envió un mensaje de Whatsapp para invitar a Guadalupe, que era su prima, a una pileta.

"Tipo 5 de la tarde la vino a buscar, con la excusa de que su propia hija estaba en una pileta y que si la llevaba a la Guada con él, la nena iba a querer ir. Le pregunté a mi hija si quería ir y me dijo 'sí mami, si es el primo'", relató.

Severiana comentó que si bien su sobrino le dijo que volverían "enseguida", a las 18 comenzó a mandarle mensajes que no le leía ni contestaba y por ello comenzó a preocuparse, por lo que a las 20.30 llamó a su hermana, madre del imputado, para que le dijera que llevara a la nena nuevamente a su casa.


"Lo llamó y le dijo a la madre que estaban en una plaza y que se iba a bañar y venían con la nena. Para esa hora ya se había ensañado con mi hija. Esto estaba todo planeado", dijo Severiana.

La mujer contó que por lo que supo más tarde, a esa hora, su sobrino "fue a despedirse de su novia y de la ex mujer".

"Fue a decirle a la novia que lo que había hecho no tenía solución y cuando la chica le preguntó qué hiciste, no le dijo nada y la quiso abrazar a la novia. La chica le dijo 'no me toqués que tenés un olor feo'", relató.

Después -continuó la madre de la víctima-, "fue a lo de la ex mujer, a despedirse de los chicos. Los chicos le preguntaron '¿dónde te vas?' y dijo que se iba a Roque Pérez, que se había mandado una macana y la chica le dijo '¿qué hiciste? Te peleaste con alguien, embarazaste a tu novia, mataste a alguien?' Y él no contestaba”.

La madre de Guadalupe explicó que fueron hasta la casa de su sobrino, que entraron con el permiso de una vecina pero no sabían cuál era la habitación, hasta que decidieron llamar a la policía y fueron a hacer la denuncia.

Contó que recién a eso de la 1 o 2 de la madrugada de ayer la policía entró al domicilio con Oliveira, quien había sido trasladado en un móvil desde Roque Pérez, donde fue a la casa de su madre.

"Se tomó el tiempo el hijo de puta de ir a despedirse porque él sabía de la macana que se mandó. Fue a la casa de la madre en Roque Pérez. Mi hermana fue a buscar a la otra hermana que tengo ahí y llamaron a la policía", acotó.

"Cuando salió de adentro, vi que estaba esposado, ahí dije, listo, me la mató a mi hija", añadió.

"Tenía la esperanza de que estuviera lastimada o amordazada, pero lo que menos me imaginé es que la hubiera matado”, concluyó la madre.

Fuente: Télam

Ver más productos

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Ver más productos