La niña de 12 años que salió en defensa de su madre y apuñaló dos veces en la espalda a su padrastro cuando la agredía en una casa de Almirante Brown permanece internada por una fractura de tobillo, mientras que el hombre se encuentra entubado y con custodia policial.

Según un parte médico dado a conocer ayer por el Hospital Oñativia, la niña está en condiciones de recibir el alta aunque recibe contención psicológica. "La chiquita de 12 años ingresó con fractura de tobillo y como estaba muy inflamado se le hizo medio yeso con idea de hacerle un yeso definitivo cuando se desinflame. No requiere cirugía y desde el punto de vista médico está en condiciones de recibir el alta", dijo uno de los voceros del centro asistencial.

Sobre el hombre apuñalado, la misma fuente dijo que "ingresó con una herida en ambos hemitórax y en el lado izquierdo sufrió una lesión con sangre en cavidad pleural. Fue a quirófano y se le colocó un drenaje de derivación por lo que aún está drenando, está evolucionando bien, pero en post operatorio".