Un ataque inesperado y violento sorprendió a los clientes de una estación de servicio situada en la ciudad rionegrina de Bariloche, cuando un playero fue víctima de una salvaje agresión.

El hecho ocurrió poco después de las 13 del sábado último, pero trascendió en las últimas horas por la difusión de un video de una cámara de seguridad del lugar.

Y guarda cierta similitud con el registrado hace cinco meses en un estacionamiento del barrio porteño de Monserrat, donde Arturo López (66) recibió una feroz trompada por parte de un adolescente de 17 años, quien este martes seguía prófugo.

En las imágenes de este nuevo episodio, reproducidas por Crónica HD, se ve cómo un cliente reacciona de la peor manera ante una supuesta demora en la atención. 

El hombre, con lentes oscuros, desciende a paso acelerado del auto Renault gris en el cual aguardaba su turno y, sin mediar palabras, le propina un cabezazo en la cara al empleado de la estación de servicio, mientras el playero trabajaba en la máquina registradora.

En el video, captado en la estación de servicio Axion "El Triángulo", situada en el cruce de pasaje Gutiérrez y avenida Herman, se ve que al conductor poco le importa haber estado acompañado por su familia.

Producto del tremendo impacto, el trabajador, de 25 años, cae y queda tendido en el piso, mientras su agresor le dice algunas palabras que resultan imposibles determinar, porque la grabación no cuenta con audio, para luego escapar.

¿Qué contó al víctima?

El payero, llamado Juan, luego de haber sido atendido en un hospital de la zona diálogo con radio Seis. "Se me oscureció todo por unos segundos (al recibir el cabezazo) y me quedo en el piso sintiendo que me sangraba la cara y escuchando a la gente a mi alrededor. No tengo ningún moretón pero sí me quedó hinchado un poco el cuello y a veces me duele”, comentó la víctima.

“No hay justificativo para que me haya pegado así”, dijo el joven de 25 años al referirse al atacante, quien este martes era busado por la Policía. 

El trabajador contó que vomitó algunas veces luego del golpe, al tiempo que destacó que se salvó de sufrir una consecuencia peor porque, como estaba muy abrigado contra el frío, la ropa amortiguó la caída.

Por último, dijo que lo único que había ocurrido antes del ataque fue que el agresor quería ser atendido al mismo tiempo que el playero cargaba nafta a otro vehículo. 

Pese a los improperios que recibió, el empleado accedió: "Le digo que me hable bien, agarro la manguera y nuevamente me vuelve a insultar, por lo que le devuelvo las llaves y le digo que no tolerábamos las faltas de respeto así que no le iba a cargar”, expresó. El atacante regresó a su auto, pero finalmente bajó y lo noqueó de un cabezazo.

El video de la agresión reproducido por Crónica HD