El 31 de agosto de 2011, Candela Sol Rodríguez fue encontrada asesinada dentro de una bolsa, nueve días después de haber desaparecido a metros de su casa. Lo que hoy expresamente sería un femicidio, en aquel entonces fue un caso que estremeció a la sociedad pero que también sacó a la luz las miserias de una construcción mediática llena de prejuicios donde se buscó culpabilizar tanto a la víctima como a la familia, antes de responsabilizar a sus asesinos.

Se discutió abiertamente sobre la sexualidad de una niña de 11 años durante horas de aire en televisión, en radio y en cientos de líneas en los medios gráficos, cuando el término correcto que debió utilizarse en ese entonces era el de violación. Su madre también fue víctima de cientos de términos que la culpabilizaban o responsabilizaban por las causas de la muerte de la pequeña. Mientras que los asesinos que secuestraron a una niña, la mataron y la arrojaron en un descampado dentro de una bolsa, no estaban en el foco de la discusión.  

Nueve años después, si bien algunas cosas cambiaron tanto en cómo informan los medios, en cómo se ven estos asesinatos desde la sociedad y en las políticas públicas implementadas por el Estado para erradicar los crímenes de odio y las violencias de género y disidencias, otras lamentablemente, siguen igual.

 

Candela Sol Rodríguez fue encontrada asesinada el 31 de agosto de 2011.

Para Soledad Gil, licenciada en Comunicación de grado, investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y  especialista en comunicación y género, el asesinato de Candela fue un femicidio y “es importante mencionarlo en esos términos”.

Los movimientos de mujeres, los movimientos feministas, los organismos de derechos humanos y todas las organizaciones que trabajan por las niñeces entendemos que es necesario llamar a las cosas por su nombre. La visibilidad de decir que es un femicidio es importante en términos políticos y en términos de derechos fundamentales de mujeres, niñas, adolescentesy disidencias, explicó Gil en diálogo con Cronica.com.ar

 

"La visibilidad de decir que es un femicidio es importante en términos políticos y en términos de derechos fundamentales de mujeres, niñas, adolescentes y disidencias"

 

La Asociación Civil La Casa del Encuentro, una organización que a nive. nacional desde hace años difunde los casos femicidios, también se refiere a los femicidios vinculados como las acciones del femicida para consumar su fin: matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación.

Muchas veces tiene que ver con castigar, con disciplinar, donde en muchos casos niñas o niños son víctimas de este tipo de asesinatos enmarcados en femicidios vinculados. Es importante marcarlo de esta forma para no sólo visibilizar la temática si no también seguir buscando herramientas para poder erradicar esto. Algo que es procupante en términos sociales, culturales, políticos y de derechos humanos”, explicó Gil.

 

 

Carola Labrador, la mamá de Candela Sol Rodríguez, debió enfrentarse a injustas acusaciones mientras sufría primero la desaparición y luego la pérdida de su hija asesinada. 

Sobre cómo se difundió el asesinato de Candela y cómo se informó sobre su desaparición y muerte en ese entonces, Gil expresó: “Ha pasado mucho tiempo, hay cosas que se han modificado felizmente pero hay cosas que perduran. Podemos hablar de algunos cambios, algunas rupturas pero también de muchas continuidades de cómo los medios abordan este tipo de asesinatos”, dijo.

 

"Ha pasado mucho tiempo, hay cosas que se han modificado felizmente pero hay cosas que perduran"

Sobre cómo se informó en aquel entonces sobre la muerte de Candela, para Gil, es una práctica que aún persiste en los medios cuando tratan distintos casos de femicidios. “Focalizar en la vida privada, en la vida íntima de las mujeres y de las niñas por sobre todo, como en el caso de Candela focalizar en una sexualidad cuando estamos hablando de una niña, es una estrategia que muchas veces busca construir desde un sensacionalismo o se monta un show alrededor de las víctimas de femicidios. Lamentablemente esto muchas veces continúa sucediendo”, lamentó Gil.

Hace poco tiempo, en un caso en Córdoba sobre un intento de femicidio y violación, los medios focalizaron en la culpabilidad de la víctima, algo que hemos visto en muchas narrativas mediáticas. Sobre qué estaba haciendo, qué llevaba puesto, si salía sola, si estaba de novia. Estos datos que empiezan a construirse por parte de los medios corren el foco de lo importante, y lo importante es que en nuestro país cada 30 horas muere una mujer, una niña, una adolescente, víctima de violencia machista”, alertó Gil.

 

Femicidios y violencia de género

Para la investigadora, algunas de las cosas que sí se han modificado desde entonces es el uso de los términos. “Quizá es difícil ahora encontrar en los medios, aunque podemos seguir encontrándolo, referirse a un femicidio como un ‘crimen pasional’, o ese tipo de construcciones que sí encontrábamos hace algunos años. Ahora se habla de femicidio y se habla de violencia de género”, dijo y agregó: “Igualmente, a la hora de abordar informaciones, esto es el punto de vista que se toma a la hora de construir la infromación, muchas veces se sigue cayendo en este tipo de narrativas que significa revictimizar, provocar, producir violencia simbólica, violencia mediática y seguir naturalizando o perpetuando la violencia de género”.

 

 

Candela Sol Rodríguez tenía 11 años cuando fue encontrada asesinada dentro de una bolsa. 

Después de 2015, con el movimieto Ni Una Menos, que para la investigadora de Conicet fue un “hito importante y disrruptivo”, tuvo un efecto de “ensanchamiento del feminismo”. A patir de ello, las “violencias patriarcales hoy están en la agenda pública, en la agenda feminista” y de algún modo también están presentes en la “agenda mediática”.

 

 

"Muchas veces se sigue cayendo en este tipo de narrativas que significa revictimizar, provocar, producir violencia simbólica, violencia mediática y seguir naturalizando o perpetuando la violencia de género"

 

Sumado a eso, para Gil, tanto las diversas acciones de políticas públicas, las leyes que se fueron consiguiendo, que hoy exista un Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad con jurisdicción nacional, más las distintas áreas abocadas en las provincias, junto a la Defensoría del Público que también está realizando muchas acciones en relación a los medios de comunicación y su rol, se “ha avanzado mucho”.

 

La pandemia, visibilizadora de violencias

 

También en este contexto de cuarentena, por la pandemia del coronavirus, que sabemos que las violencias de género se profundizaron, el tema está mucho más visible y en la agenda, y esto hace que algnas cuestiones estén avanzando y otras,  en términos del tratamiento mediático. sigan sucediendo. Falta bastante pero hoy tenemos un nuevo Plan Nacional contra las violencias y allí está contemplada la violencia simbólica y mediática, donde se están dando distintas acciones en términos de recomendaciones o capacitaciones”

, dijo.

Es un largo proceso de aprendizaje y de desaprender mucho de lo que ya estaba instalado en la práctica periodística. Hay que tener muy en cuenta lo que dice Rita Segato, ‘que los medios de comunicación son pedagogía pura’. En este sentido. pueden contribuir a reforzar estas violencias o pueden contribuir a transformar esto y ser actores concretos en la lucha contra la erradicación”, aseguró Gil y agregó: “Hubo algunos cambios que realmente son rescatables, hubo pedidos de disculpas, de rectificación. Es un trabajo que se está haciendo y está sucediendo”.

Para la especialista en comunicación y género, los medios de comunicación son actores insertos en un orden social, político, cultural, ideológico, “no están por fuera de nada, al contrario”.

 

Es un largo proceso de aprendizaje y de desaprender mucho de lo que ya estaba instalado en la práctica periodística"

 

¿Por qué es importante el rol de los medios?

 

Tiene que ver con la mirada que tengamos sobre el periodismo y sobre los medios. Desde los medios de comunicación se construye realidad, se contruyen modos de ver el mundo y en esto muchas veces son actores fundamentales en reproducir estereotipos de género, en reproducir desigualdades. No sólo de género, sino de clases, de raza, entonces sí son pedagogía pura, están insertos en nuestra sociedad. Y claramente hay una sociedad violenta, con muchas violencias hacia las mujeres, hacia las niñas, hacia las disidencias, por cuestiones de clase, por cuestiones de raza, una sociedad brutalmente violenta en muchos sentidos. y los medios están insertos en eso. No consideramos a los medios como meros reflejos de la sociedad o meros transmisores de determinadas ideas, cuestiones o situaciones, sino que están allí actuando y en ese sentido construyendo realidad”, explicó.

Para Gil, es importante también considerar la “materialidad de los medios de comunicación”, en términos de la economía política, de quiénes son, a qué intereses responden, y así poder desarticular la mirada que los sostiene como una “mera neutralidad”. “Objetivos en términos de neutrales, cuando en realidad no lo son y siempre hay una parcialidad en cómo se construyen las informaciones”, aseguró.

 

 

Casos como el de Candela, sin dudas son emblemáticos, marcan quiebres, no sólo a nivel social sino también en los medios", Soledad Gil, especialista en comunicación y género. 

Cuando hablamos de pensar medios de comunicación con perspectiva de género justamente estamos hablando de eso, de asumir un punto de vista que tenga en cuenta esta desigualdad estructural entre varones, mujeres, disidencias y que se pueda empezar a mirar y a construir discursos, narrativas, sentidos desde ese lugar, teniendo en cuenta esa mirada particular para justamente poder visibilizar este tipo de cuestiones”, dijo la investigadora de Conicet.

Según explicó Gil, las violencias de género son problemáticas estructurales a nuestra sociedad. “No es algo individual, no es algo privado, y muchas veces aparecen en los medios como situaciones aisladas. Es importante poder darle esta mirada de problemática estructural, en términos sociales, culturales, políticos, económicos, ideológicos, para poder llegar a comprender profundamente qué es lo que está sucediendo, expresó Gil.

Casos como el de Candela, sin dudas son emblemáticos, marcan quiebres, no sólo a nivel social sino también en los medios, en la manera en que los medios empiezan a contar y a informar sobre estos casos”, agregó.

Los restos de Candela Sol Rodríguez, aparecieron dentro de una bolsa, como imagen de un cuerpo “descartable”.

 

Casos como el de Candela, sin dudas son emblemáticos, marcan quiebres, no sólo a nivel social sino también en los medios"

Es muy fuerte, son situaciones de violencia con extrema crueldad. Hubieron varios casos así, el descarte de los cuerpos, la brutalidad y también la repetición. Esto de encontrar como discurso, imágenes hacia mujeres, niñas y adolescentes, aleccionadores. Ahí el rol, también mediático, como fue el caso de Ángeles Rawson, de montar un show alrededor de esas muertes y esas maneras tan crueles. Mucho tiene que ver en cómo eso fue mostrado. Cómo eso fue puesto en la escena mediática, en la escena pública, y cómo esa manera de hacerlo también provocó la repetición, como en su momento fue el fuego. Mujeres prendidas fuego, concluyó la especialista en comunicación y género.

 

Candela, 9 años de ausencia

 

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos