Una mujer de 60 años murió en una clínica privada en la localidad bonaerense de San Francisco Solano, partido de Quilmes, tras ser sometida a una laparascopía para retirarse unas piedras de la vesícula. 

Desde la Clínica del Niño y la Familia le informaron a la familia que a María Esther Providenza le habían perforado el intestino. 

En la denuncia consta que el 21 de julio fue dada de alta, pero que al llegar a su domicilio presentaba dolores intensos y supuración desde la herida, por lo que fue trasladada nuevamente a la clínica. Allí la asistieron pero, inevitablemente, falleció horas más tarde. 

"El domingo al mediodía le dieron el alta. Cuando fue a su casa el lunes a la noche estaba con dolores. El martes a la mañana volvieron a la clínica y ahí me llama mi cuñado y me dice que un médico le dijo que tenía perforado el intestino", señaló Jorge Providenza, hermano de la víctima, quien radicó la denuncia.

Y continuó: "Nosotros pensamos que fue en la operación, porque el intestino no se le pudo haber perforado en su casa. El martes la operaron a las 22, unas horas después me llama mi cuñado y me dijo que estaba muy delicada. Me vine a la clínica y después decidí hacer la denuncia porque no puede ser que una operación de vesícula termine así".

LEÉ TAMBIÉN: Cirujano la pifió y le amputó una pierna sana a jubilada


El hombre indicó que en la Clínica no le dieron ninguna explicación de lo ocurrido. En la causa interviene la UFI N°9 de Quilmes, y está a cargo Claudia Vara.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos