En el marco de la investigación que se lleva adelante por la muerte de Diego Maradona, en el que recientemente salieron a la luz mensajes de los celulares del médico Leopoldo Luque, con la psiquiatra Agustina Cosachov. Así como también se descubrió que Carlos Ibáñez, conocido por su apodo “Charly”, parte del círculo íntimo del jugador, le daba marihuana y alcohol, nuevos detalles indican que en los próximos días la Justicia imputaría a otras cuatro personas.

Hasta el momento Luque y Cosachov están en la mira de los fiscales que investigan la causa. El viernes la psiquiatra se presentó junto a su abogado en la Fiscalía general de San Isidro para conocer formalmente la imputación por “falsedad ideológica”, ya que se la acusa de mentir en el diagnóstico de Maradona: aseguró que el 20 de octubre vio al paciente, pero se confirmó que no fue así.

“Hace muy poco rato recibimos la notificación de que la fiscalía estaría dudando de la veracidad de un documento datado el día 20 de octubre y que habría sido confeccionado por mi defendida Agustina Cosachov. Esto es de rutina, a mí no me llama la atención ni me preocupa”, dijo el abogado de la imputada, Vadim Mischanchuk.

Leopoldo Luque, junto a la psiquiatra,  Agustina Cosachov, en la mira de los fiscales.

Mischanchuk descartó que el certificado fuera “trucho” y aclaró que lo que se discute es si refleja la realidad. Luego recalcó: “todo documento que haya confeccionado la doctora Cosachov refleja el estado (de salud) que ella íntimamente estaba convencida de que Maradona tenía en ese momento”. Pero admitió que pudo haber un error en las fechas de los documentos.

Luque, a su vez, fue imputado pocos días después de la muerte de Diego Maradona y el pasado 22 de enero los peritos caligráficos de San Isidro determinaron que la firma de Diego en uno de los papeles que tenía en su poder Luque no era auténtica y fue falsificada y esto complica la situación judicial del neurocirujano.

Se trata de documentación que había sido encontrada en los allanamientos que se realizaron en la clínica y la casa del médico Luque. En particular la Justicia verificó la falsedad de la firma de Maradona en el papel con el que se solicitó a la Clínica Olivos su historia clínica, en septiembre de 2020.

La psiquiatra Agustina Cosachov imputada por “falsedad ideológica”.

Complica una charla que mantuvo Luque, donde revela detalles de la relación del entorno con Diego: “Como te dije, tengo ahí mucha confianza con Monona y el de seguridad que está ahora. A raíz de eso me contaron que ayer Charly había arreglado entrar una mujer por la noche. Entonces para sacarse de encima a Diego le dio cerveza y porro. Lo quebró en mil pedazos.

“Yo encontré restos de marihuana picada por todos lados y olor en la casa. El tipo cogiendo en la pieza de servicio y Monona con el de seguridad viendo que Diego no se levante, no durmieron nada. Ellos no querían dormir por si se armaba lío”, agregó.