Una mujer de 44 años fue condenada por un juez mendocino a cuatro años de prisión por estafar a decenas de personas a las que engañó con falsas promesas de entrega de casas, simulando que pertenecían al programa Procrear, informaron fuentes judiciales.

La mujer pedía documentación y dinero por adelantado a cambio de una supuesta entrega de casas, según investigaciones efectuadas por la Unidad Fiscal de Delitos Económicos.

Fueron unas 76 las causas abiertas contra la mujer y la mayoría de ellas con un misma modalidad. Pedía 1.500 pesos por adelantado y documentación personal para adjudicar una vivienda, informaron desde el Servicio de Información Judicial de Mendoza.

Las víctimas, en su gran mayoría, estaban en una situación de vulnerabilidad y generalmente se trataba de familias de escasos recursos, con muchos hijos y sin un hogar propio, contaron los voceros.

La condena recayó sobre Soledad Díaz Correa (44), condenada por el delito de estafa genérica, previsto en el artículo 172 del Código Penal, en un fallo firmado por el juez Eduardo Martearena.

De acuerdo con una de las denuncias, Díaz Correa prometía a una mujer "prioridad en la entrega por encontrarse alquilando y tener 6 hijos" y el contrato apócrifo se completaba con el pago mensual de 1.000 pesos durante 30 años por parte de las víctimas.

 

 



El circuito de la estafa incluía un recorrido por algunas de las viviendas que nunca serían entregadas. En teléfonos celulares secuestrados a la condenada se encontraron fotografías de Díaz Correa exhibiendo viviendas en complejos Procrear,  aunque sin ingresar a las casas.

Los oficios judiciales demostraron que la mujer no tenía vínculo alguno con el programa Procrear, el Banco Hipotecario ni ninguna otra institución que administrara los créditos, indicaron las fuentes.

Ver comentarios