Un sujeto con evidentes trastornos psicológicos protagonizó un dramático momento en la Escuela Municipal de Bellas Artes de Quilmes. El sujeto, munido con una pistola 9 milímetros, se atrincheró en el piso 11 del céntrico edificio y amenazó con volarse la cabeza. Al parecer, se encontraba sumido en una depresión debido a que su esposa no le deja ver a los hijos. La situación se prolongó por espacio de una hora y media, en la que alumnos, profesores y vecinos temieron lo peor.

El suceso comenzó pasada las 12.30 en el inmueble de la calle Sarmiento y Rivadavia, donde se emplaza la Escuela Municipal de Bellas Artes Carlos Morel (EMBA) del mencionado distrito del sur del Gran Buenos Aires.

Un individuo, identificado sólo con su nombre de pila Miguel, de 35 años, y domiciliado en la localidad de El Pato, en Berazategui, ingresó a la institución, sin motivo aparente, dado que no tiene vínculo alguno con nada ni nadie del lugar. Personal de mantenimiento del lugar lo vio en actitud sospechosa y le solicitó que, si no era estudiante, se retirara del establecimiento, según publica el sitio Perspectiva Sur.

Fuera de sus cabales

Fue en ese momento en que, acorralado por los empleados del lugar, el sujeto sacó un arma de fuego y apuntó contra varias personas, para luego dirigirse hacia un aula del 11º piso, donde se atrincheró.

Todos los alumnos fueron evacuados de inmediato para dar paso al protocolo de seguridad correspondiente para estos casos. Dentro de la EMBA permanecieron los directivos junto al personal policial y de Bomberos. 



Desde el área de Salud Mental y Adicciones del Municipio de Quilmes enviaron a psicólogos para dialogar con el hombre, que adujo problemas familiares con su mujer, quien no lo dejaría ver a sus hijos. Ese habría sido el motivo que lo llevó a conseguir una 9 milímetros y amenazar con suicidarse dentro del edificio. 

Luego de una hora y media de diálogo, finalmente lograron convencerlo de que depusiera su actitud y se entregara.

Lo trasladaron en una ambulancia hacia el Hospital Iriarte de Quilmes para una evaluación psicológica, y luego será conducido hacia la Comisaría 1a.

En principio podrían imputarlo por tenencia ilegal de arma de fuego y amenazas, ya que apuntó no sólo contra personal de la escuela, sino también contra efectivos policiales. 

El hombre sufría de depresión porque supuestamente su mujer no le dejaba ver a sus hijos.