Dos chóferes de la empresa MOQSA fueron agredidos físicamente y por tal motivo sus compañeros decidieron paralizar los servicios.

El cese de actividades incluye las líneas 159, 219, 372, 300, 584 y 619, que recorren la zona sur del conurbano y algunos ramales circulan por la Capital Federal.

Según informa Conexión Sur, uno de los trabajadores fue golpeado en la localidad bonaerense de Bernal, donde malvivientes golpearon con un revólver al conductor de un servicio semirápido, provocándole una importante herida en la cabeza.

En el otro caso, el interno 38 fue abordado por dos ladrones en adyacencias del puente Bosques. Allí le sustrajeron el celular y lo apuñalaron en un muslo.