Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Wilde, en el partido de Avellaneda, se convirtió en escenario de un violento suceso, ya que las autoridades policiales tuvieron que rescatar a un marginal, de 21 años, quien estuvo a punto de ser salvajemente linchado por los pasajeros de un colectivo de la línea 159, a quienes pretendió asaltar. El delincuente padeció serias heridas y fue atendido en un centro asistencial.

De acuerdo con lo revelado por los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora, el hecho se produjo cuando el delincuente, que fingió ser un usuario, subió a un interno de la línea 159. Al arribar al cruce de avenida Las Flores y Ortega, a pocos metros del Acceso Sudeste, en jurisdicción de Wilde, el individuo extrajo de entre sus ropas un arma de fuego e intimó con fines de robo a las víctimas, exigiéndoles la entrega de sus diferentes efectos de valor.

Terrible golpiza

Sin embargo, los damnificados, lejos de asustarse por las amenazas, aprovecharon un descuido del hampón y comenzaron a aplicarle golpes en diversas partes del cuerpo, a la vez que intentaron lincharlo, en un acto de justicia por mano propia. Mientras tanto, la gente del lugar avisó de la situación al número telefónico de emergencias 911, lo que originó que integrantes de la comisaría de Wilde (5ª de Avellaneda) y del Comando Patrulla (C.P.) del citado distrito, quienes recorrían el vecindario con la intención de impedir actividades delictivas, concurrieran rápidamente al escenario del asalto.

Trascendió que los servidores públicos arribaron al lugar del robo, oportunidad en la que descubrieron que el sujeto había sido reducido por los pasajeros del ómnibus, estableciéndose que presentaba el rostro virtualmente desfigurado como consecuencia del violento castigo.

Posteriormente los policías trasladaron al individuo, llamado Víctor Emanuel, de 21 años, a un nosocomio de la zona, para curarlo de las lesiones. En poder del sospechoso, el personal de la mencionada seccional incautó un revólver 22 largo. Versiones sostienen que el delincuente sería responsable de distintos robos ocurridos de manera reciente en las inmediaciones del Acceso Sudeste, estimándose que, tras asaltar a los ocupantes del micro, pensaba refugiarse en alguna villa de emergencia de la zona.