Un nuevo femicidio fue registrado en las últimas horas en Hughes, una localidad ubicada a 145 kilómetros al sudoeste de Rosario. Una mujer de 49 años fue asesinada de un balazo en su casa por su esposo, quien se presentó horas después en una comisaría y confesó.

Los investigadores reconstruyeron que el crimen ocurrió en la madrugada del miércoles en un domicilio de Laprida al 600, en esa comuna sobre la Ruta Nacional 8, en  Santa Fe.

Quienes alertaron a los efectivos sobre el femicidio fueron los propios hijos de la víctima, identificada como María Fernanda Vescovo, que llamaron al 911 y dijeron que su padre había asesinado a la madre, informaron fuentes policiales.

Al llegar al lugar, la Policía local encontró el cuerpo de la mujer en la cama matrimonial con heridas de arma de fuego.

Gastón Baberis, de 50 años, detenido por el asesinato de su esposa.

Los hijos de la pareja aseguraron que su padre, Gastón Ceferino Barberis (50), les había dicho antes de retirarse en su Chevrolet Meriva, que iba a "entregarse a Melincué”.

Así efectivamente ocurrió, ya que el hombre se presentó en la Comisaría 1° de esa localidad en “forma espontánea” y en el vehículo señalado sus hijos, por lo que fue detenido.

En el interior del automóvil secuestraron una escopeta calibre 16 marca Damas Anglais, que sería el arma utilizada en el crimen, y que fue enviada a peritar por orden del fiscal Julián Cochero, que interviene en el caso.

Más tarde, el hombre fue trasladado a la Comisaría 4° de la ciudad de Firmat, donde quedó arrestado, explicaron las fuentes.

Los investigadores indicaron que el femicida fue a buscar a su esposa a la casa de una amiga adonde había ido a cenar y tras discutir, la asesinó. 

El fiscal Cochero investiga las circunstancias del crimen para determinar si existió un contexto de violencia de género, lo cual operaría como agravante del homicidio y podría ser calificado como “femicidio”, señalaron los voceros judiciales.