Por Fernando Vázquez

Dos patoteros asesinaron salvajemente a balazos a un humilde joven de 26 años, a quien agredieron luego de que descendiera de un colectivo, en un cruento suceso que se registró el jueves en la localidad bonaerense de La Cañada, partido de Quilmes.

Los criminales, que se asegura tienen diversos antecedentes delictivos, se dieron a la fuga y son buscados de manera intensa por las autoridades policiales. A su vez, los pesquisas intentan averiguar los móviles del ilícito ya que el caso tiene ribetes muy confusos y, al respecto, una de las teorías de los investigadores sostiene que los sanguinarios delincuentes habrían atacado al indefenso muchacho simplemente por diversión.

Los voceros revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Miguel Angel Paccor, de 26 años.

El hecho se produjo en la madrugada de ayer cuando el joven bajó de un micro en el cruce de la avenida Teniente General Donato Álvarez y la calle 815 bis, en el citado distrito, situado en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que el damnificado fue interceptado por los malvivientes, quienes portaban armas de fuego, y que le efectuaron al menos cuatro certeros disparos, en diversas partes del cuerpo.

Paccor cayó ensangrentado y entonces los sujetos aprovecharon la dramática situación para huir rápidamente.

Gente del humilde vecindario auxilió al joven, quien tuvo que ser trasladado de urgencia hasta el Hospital Subzonal Materno Infantil Doctor Eduardo Oller, que está situado en avenida 844 al 2100, en San Francisco Solano. Sin embargo, el muchacho dejó de existir a raíz de la gravedad de sus heridas.

Procedimientos

Autoridades de las comisarías de La Cañada (5ª de Quilmes) y de San Francisco Solano (4ª de Quilmes) realizan diferentes procedimientos en la zona con el objetivo de establecer el paradero de los agresores, estimándose que se habrían escondido en alguna villa de emergencia.

Con respecto a los móviles del ilícito, los funcionarios de la Justicia barajan distintas hipótesis y una de ellas sostiene que los marginales, quienes se afirma tienen antecedentes por haber consumado varios delitos, habrían baleado al joven por diversión, ya que no se logró comprobar fehacientemente hasta el momento que hayan actuado para desvalijar a la víctima, o bien en un acto de venganza.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Karina Isabel Gallo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 4 del Departamento Judicial de Quilmes.