Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

En la localidad bonaerense de Quilmes, un joven, de 30 años, fue asesinado de un balazo en la cabeza, en un presunto y violento altercado vecinal. Por el dramático caso, los efectivos policiales demoraron preventivamente a dos individuos, quienes se cree que habrían sido los responsables materiales del crimen.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima, identificada como Carlos Alberto Arjona, de 30 años, perdió la vida a raíz de sus graves heridas.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo en el cruce de Juan Larrea y Uruguay, en inmediaciones de la denominada Villa Argentina y en las proximidades del límite con Ezpeleta, donde se habría generado una brutal disputa entre habitantes del humilde vecindario.

Trascendió que Arjona pereció al ser alcanzado por un certero proyectil de arma de fuego en la región del cráneo.

Con los diversos datos aportados por la gente de la zona, los integrantes de la comisaría 3ª de Quilmes demoraron, en forma preventiva, a dos sujetos, que se presume serían los autores del sangriento ilícito.

Mientras tanto, los expertos de la Policía Científica realizaron una serie de pericias en el escenario del asesinato.

Hasta el momento, se desconocen fehacientemente los motivos que generaron la acalorada reyerta.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Karina Isabel Gallo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 4 de los tribunales quilmeños.