Dos hombres fueron condenados a prisión perpetua por el crimen de una joven de 18 años, asesinada a golpes y descuartizada viva con una amoladora, en 2010, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

"Mi hija estuvo tres días retenida en una casilla, fue atada, golpeada, violada por al menos cinco hombres y luego la cortaron con una amoladora en tres partes aún cuando respiraba. La metieron en bolsas de basura y la tiraron a la calle. Se merecen eso y mucho más", manifestó Nilda López, madre de Giannina Violante, luego de escuchar la lectura de la sentencia.

El Tribunal Oral Criminal Nº 6 de San Martín sentenció a prisión perpetua a Gustavo Ariel Pascali, de 34 años, y a César Belizán, de 39, al considerarlos como coautores de los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada y homicidio calificado".

El macabro caso

El 13 de febrero de 2010 Giannina Violante fue vista por última vez por su familia cuando salió de su casa situada en Villa de Mayo, partido de Malvinas Argentinas, rumbo a Don Torcuato para encontrarse con unas amigas pero jamás volvió, tras lo cual su familia hizo la denuncia por "averiguación de paradero".

Tres días más tarde su cadáver fue encontrado seccionado en tres bolsas de residuos, en el cruce de las calles Pedro Goyena y Alberdi en el partido de San Miguel, antes de ser levantado por el camión recolector y compactado.

De acuerdo a los peritos que declararon durante el debate oral, la chica fue golpeada por los homicidas y tras quedar inconsciente su cuerpo fue seccionado con una amoladora con la que desguazaban autos.