Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Gracias a la utilización de una perra especialmente entrenada de la Brigada de Rescate Canino K9, de Campana, los pesquisas policiales hallaron varios restos incinerados en un terreno baldío, en la localidad bonaerense de Las Malvinas, en el partido de General Rodríguez, donde se cree que el ciudadano boliviano Nelson Zura Mendoza, de 38 años, quemó los cadáveres de sus bebas gemelas Belén Valentina Zura Morra y Natalín Vanesa Zura Morra.

El individuo, que permanece detenido, acusó del doble crimen a su esposa y madre de las nenas, aunque la Justicia considera que el extranjero habría asfixiado a las chiquillas porque le molestaba su llanto, para después carbonizarlas y arrojar posteriormente los restos a las aguas de un río.

Voceros de los tribunales de Moreno- General Rodríguez afirmaron que el can, llamado Jana, concretó un rastrillaje en un predio situado en Ignacio Corsini, entre Caseros y Rubar, en el citado distrito, oportunidad en la que detectó, a pocos metros de una pequeña pared de ladrillos, restos quemados, presuntamente humanos.

Participaron del procedimiento el doctor Patricio Federico Luppi, fiscal del mencionado departamento judicial, integrantes de la comisaría de Las Malvinas (2ª de General Rodríguez) y los expertos de la Policía Científica, quienes se hicieron cargo del material hallado.

Trascendió que los elementos incautados serían enviados a la ciudad de La Plata, con el objetivo de someterlos a diferentes pericias, aunque se asegura que, en las próximas horas, el lugar será nuevamente requisado, aunque por los perros adiestrados de la policía provincial.

Jana, la perra rastreadora.

El macabro hecho, tal como publicamos en exclusiva, se descubrió el sábado pasado cuando los vecinos avisaron al número telefónico de emergencias 911 que había una mujer -María Jael Soledad Morra, de 33 años, madre de las gemelas y pareja del sospechoso- que deambulaba en el cruce de Manuel Belgrano y Los Pinos, en el denominado Barrio Agua de Oro.

Integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de General Rodríguez la llevaron a la seccional, donde comenzó a descubrirse la terrible situación, ya que la joven señaló que su marido la mantenía cautiva en la vivienda para que no lo acusara del doble y escalofriante asesinato.

Crónica publicó en exclusiva el suceso el domingo pasado.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Moreno se encargaron de supervisar las diligencias, que incluyeron la incautación de 2 certificados de la existencia de las bebitas: uno de vacunación y el restante donde consta que nacieron el 23 de junio de 2017 en el Hospital Alejandro Posadas, en Haedo, en el partido de Morón.

Grave acusación

Zura Mendoza se encuentra acusado de "Doble homicidio agravado por el vínculo, privación ilegítima de la libertad y violencia de género".

La policía llevó a Jana, clave en la pesquisa.