La dependencia judicial que decidió rechazar el caso.

La Fiscalía de Esquel, en la provincia de Chubut, rechazó la denuncia de una soldado voluntaria que aseguró que fue acosada sexualmente y laboralmente por un alto oficial del Regimiento de Caballería 3 del Ejército Argentino al considerar que la actitud del oficial acusado "no constituía delito".
 
Así lo indicó el comandante de la IX Brigada Mecanizada, coronel Néstor D' Ambra, quien de todas maneras aseguró que la fuerza seguirá investigando el caso en forma interna "hasta las últimas consecuencias"

La soldado presentó la denuncia el miércoles pasado y el viernes fue rechazada por el fiscal Guillermo Moré, quien "desestimó la denuncia, manifestando que no constituía delito",  según indicó D' Ambra, enviado a Esquel a instruir el expediente interno, en declaraciones a la radio local FM Tiempo

El militar sostuvo que "el Ejército instruye su propia investigación del hecho, asegurando en el personal involucrado, las garantías que corresponden".

Tras conocerse la novedad, la presidente del Consejo Municipal de la Mujer en Esquel, Graciela Avilés, se mostró "indignada", al tomar conocimiento que el funcionario fiscal Guillermo Moré, desestimó la denuncia de la soldado voluntaria, hacia el segundo Jefe del Regimiento, por supuesto acoso sexual.

En declaraciones publicadas por el diario La Jornada, advirtió que Para Avilés, se debe seguir investigando, para saber también si el Oficial en cuestión tiene antecedentes de episodios similares. "Esto no tiene que taparse; tiene que salir a la luz porque las víctimas no pueden quedar expuestas", consideró.

La soldado de 22 años, al denunciar al segundo jefe militar del regimiento, dijo que solía ir al Casino de Oficials, donde ella trabajaba, y cuando estaba sola le hacia insinuaciones de tipo sexual, con propuestas de ascensos si aceptaba y amenazas de las consecuencias que debería afrontar si no accedía a sus  requerimientos.

La soldado afirmó que siempre le transmitió su negativa a esas propuestas y que en represalia el jefe comenzó a maltratarla delante de sus compañeros. También dijo que tiene problemas de salud que se fueron agravando a partir de esos episodios, entre ellos una afección cardíaca que le impide realizar algunas tareas en la unidad, pese a lo cual su superior la obligaba a participar en formaciones.

En el marco de la investigación declaró en las últimas horas que otras voluntarias del regimiento, también habrían sufrido acoso sexual por parte de este hombre.
  
El Ejército dejó clara su postura de "no tolerar tales conductas" en sus filas y expresó su "repudio a todo hecho que implique alguna forma de violencia de género".  Y anunció que tomará "las medidas correspondientes del caso una vez finalizadas las actuaciones si se comprueba la responsabilidad del acusado".

Fuente: