Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

El hecho se produjo en calle 898, entre 867 y 868. (Google Street View)

La localidad bonaerense de San Francisco Solano, en el partido de Quilmes, se convirtió en escenario de un sangriento suceso ya que un oficial de la Policía la Ciudad de Buenos Aires logró abatir a uno de los 3 hampones que pretendieron asaltarlo mientras esperaba el arribo de un colectivo.

Los otros marginales y el funcionario resultaron heridos. Las autoridades de la Justicia resolvieron dejar en libertad a la víctima, al considerar que actuó en legítima defensa.

De acuerdo a lo revelado por los voceros de los tribunales de Quilmescronica.com.ar, el hecho se produjo en calle 898, entre 867 y 868, cuando un oficial ayudante destinado en la Guardia de Infantería de dicha institución de seguridad se hallaba a la espera de un transporte de pasajeros, oportunidad en la que fue interceptado con fines de robo por 3 hampones, quienes lo amenazaron con cuchillos, exigiéndole la entrega de sus diferentes objetos de valor.

Pero el damnificado se resistió al asalto callejero y comenzó a forcejear con estos ladrones, hasta que cayó al suelo, ocasión en la que extrajo de entre sus ropas su pistola 9 milímetros y comenzó a efectuad disparos.

Según manifestaron los informantes, el oficial abatió a uno de los sujetos, quien fue alcanzado por certeros proyectiles en la zona occipital derecha y en la región dorsal.

A su vez otro de los delincuentes cayó al ser herido de 2 balazos en tórax, 2 en el estómago, 2 en pierna derecha y uno en brazo derecho, y tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Isidoro Iriarte, en Quilmes.

El oficial, con lesiones en la rodilla izquierda y en los dedos de una mano, fue llevado al Hospital Eduardo Oller, en San Francisco Solano, en el sur del conurbano provincial. 

Momentos después a este mismo centro asistencial arribó el tercer asaltante, con el roce de un plomo en la frente, y de inmediato fue detenido por las autoridades policiales de la comisaría de San Francisco Solano (4a de Quilmes).

Intervino en la causa el doctor Alfredo Nievas Woodgate, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 del departamento judicial de Quilmes.

 

El policía lo baleó con su pistola 9 milímetros.
El joven intentó robarle a un policía que esperaba el colectivo.