Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

En un dramático suceso que se registró en la localidad bonaerense de Grand Bourg, un oficial de la Unidad Policía de Prevención Local (U.P.P.L.) de Malvinas Argentinas abatió a balazos a un delincuente que había ingresado con fines de robo a su vivienda y que tenía como escudo humano a su hija, de 12 años, a quien amenazaba degollar con un filoso cuchillo. A su vez, en el episodio, la esposa del funcionario resultó herida levemente por el rebote de uno de los disparos que habían sido efectuados por su pareja.

Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron a cronica.com.ar que el hecho se produjo cuando el oficial y su mujer, de 36 años, dormían en su finca, situada en Yatasto al 200, entre Bailén y Mario Bravo, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial, oportunidad en la que ambos se despertaron al escuchar los gritos desesperados de su hija, que descansaba en la habitación aledaña.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el matrimonio se levantó de la cama y al ingresar al dormitorio de la menor, de 12 años, vieron a un malviviente, quien la mantenía agarrada por el cuello, al tiempo que le exigía al policía la entrega de su pistola reglamentaria 9 milímetros. 

Trascendió que el oficial efectuó 2 disparos y de esta manera abatió al marginal, quien fue alcanzado por los certeros proyectiles en estómago y el otro en una de las piernas.

La niña su progenitor resultaron ilesa, mientras que rebote de uno de los disparos hirió en forma leve a la mujer del efectivo en el tobillo derecho.

Servidores públicos de la comisaría de Grand Bourg (1ª de Malvinas Argentinas) se encargaron de investigar lo ocurrido; en tanto que integrantes de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.) se ocuparon de llevar a cabo las diversas pericias.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Tentativa de robo y homicidio", la doctora Lorena Beatriz Carpovich, fiscal de la Unidad Funcional N° 21 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín.