Por Fernando Vázquez

fvazquez@cronica.com.ar

Un delincuente de 19 años murió baleado, en un tiroteo, al pretender asaltar, junto a un cómplice que logró darse a la fuga ileso, a un oficial ayudante de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, en un cruento suceso que se registró hoy en la localidad bonaerense de Avellaneda. Dichos individuos habían pretendido robarle el automóvil al funcionario de seguridad, que se hallaba franco de servicio y vestido de civil en las proximidades del tradicional Puente Pueyrredón.

De acuerdo a lo revelado a cronica.com.ar por los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora, el marginal abatido fue identificado como Cristian Burgos, de 19 años y residente en la famosa Villa Tranquila, en Avellaneda.

Trascendió que el hecho se produjo en la madrugada de hoy en el cruce de Belisario Hueyo y José Ignacio Rucci, en el citado distrito, cuando este oficial, que se desempeña en la comisaría 24ª de la Capital Federal, estaba en el interior de su VW Gol, oportunidad en la que fue rodeado por los peligrosos asaltantes.

Según manifestaron los informantes, uno de los ladrones -Burgos- ascendió al coche y se colocó en el asiento del acompañante, mientras que el otro sujeto amenazó con un arma de fuego a la víctima tras pararse del lado de la ventanilla del conductor, junto al VW Gol.

Rápidamente el oficial extrajo su pistola 9 milímetros y se enfrentó a disparos con los individuos, hasta que abatió al forajido que había subido al automóvil, cuyo cadáver quedó tendido en un charco de sangre, en el interior del vehículo. Pesquisas policiales de la comisaría 1ª de Avellaneda realizan diferentes procedimientos en la zona, con el objetivo de establecer el paradero del prófugo.