Un policía fue encontrado muerto en una habitación del hotel alojamiento Spice, ubicado en la calle Los Girasoles y ruta 5, en el barrio Hostería San Antonio de Luján. Estaba denunciado por su pareja por abuso sexual de una nena de 10 años, su propia hijastra. Se trataría de un suicidio por los datos que hasta el momento hay en el expediente.

Según informaron fuentes policiales, el encargado del hotel dio aviso a las autoridades al notar que el cliente de la habitación 12 no respondía a los llamados. Se procedió al ingreso de la habitación por la puerta de servicio, donde encontraron el cuerpo sin vida sobre la cama.

"A un costado del cuerpo, se halla el arma pistola 9mm tratándose de la reglamentaria a cargo del efectivo policial", detallaron. Fue identificado como Tobías Wietig, oficial de policía del Comando de Patrullas Luján. La habitación estaba cerrada por dentro, con lo cual se descarta que hubiera una segunda persona.

Los investigadores pudieron constatar a través de cámaras de seguridad que ingresó la noche anterior a bordo de automóvil Renault 9. "De las averiguaciones practicadas se pudo determinar que víctima estaba atravesando conflicto familiar al ser denunciado por la pareja", agregaron.

Por eso, se iniciaron actuaciones por "averiguación causales de muerte", con intervención de la UFI Nro. 10 de Luján a cargo del Pablo Vieiro. Se esperan los resultados de la autopsia y las pericias sobre el arma pero todo indica que se trataría de un suicidio. El policía estaba denunciado por abuso sexual en la Comisaría de la Mujer y Familia de Luján cuando la Clínica Güemes solicitó intervención policial.

Los pediatras habían constatado que una nena de 10 años tenía indicios de abuso. Su mamá dijo que la nena estaba al cuidado de su pareja y que luego la pequeña le contó que se despertó porque el acusado le bajó los pantalones y la tocó. Si bien ya había una fiscalía investigando aún no se había tomado ninguna decisión procesal. Lo cierto que ante la denuncia este hombre se fue a un hotel y la hipótesis principal es que decidió quitarse la vida. De confirmarse que se trató de un suicidio el expediente por la muerte quedará cerrado.

El fiscal que lleva a delante la causa por abuso podrá continuar investigando y de confirmarse que el abusador fue el policía, la causa también quedará cerrada al estar el imputado muerto. A la chiquita se le dará asistencia tanto médica como psicológica.