Un policía salteño golpeó brutalmente a una joven trans a la que ya tenía reducida en el piso y las imágenes, que fueron registradas por un testigo, se viralizaron rápidamente por las redes sociales. El hecho ocurrió a la salida de un boliche de Joaquín V. González, en Salta, el último fin de semana, generando un repudio generalizado, al punto de que el Observatorio de la Violencia de Género se expidió de inmediato a través de un comunicado.

La joven trans agredida tiene 18 años y, según se supo, había salido de un boliche de la zona cuando fue detenida por un grupo de efectivos. Las imágenes muestran que uno de los policías ya tenía reducida a la joven y sin razones aparentes comenzó a golpearla en el rostro. Allí se advierte también que al darse cuenta de que estaban siendo filmados uno de los efectivos despejó la zona de manera violenta.

La desmesurada violencia ejercida sobre la joven indefensa provocó que la cúpula de la Policía de la Provincia confirme que, una vez identificado el agresor, será sancionado conforme el estatuto interno vigente porque se "habría incurrido en excesos hacia un civil".

“La conducción superior de la Policía de la Provincia no permitirá este tipo de conductas repudiables y disociadas de los valores y principios que debe tener un efectivo para integrar esta  institución”, se agrega en el comunicado.