Policías mataron a dos hombres, entre ellos un cantante de cumbia con antecedentes delictivos, que dispararon contra manifestantes en medio de un piquete en la ciudad entrerriana de Concordia.

Los hechos se produjeron en la mañana del viernes, cuando después de un temporal de agua y viento que ocasionó varios problemas, los vecinos del barrio Nébel, afectados por la tormenta, realizaron un piquete en avenida Castro y Ejército Argentino.

Según relató el fiscal Darío Mautone, se originó un enfrentamiento a balazos entre vecinos y otras personas, y en esas circunstancias actuó la Policía. “Los testigos dicen que hubo varios disparos y la Policía actuó en consecuencia, les contestó”, dijo el fiscal.

En el lugar falleció Gabriel Ismael Fernández, un conocido cantante de cumbia local apodado “El Gabo”, que tenía antecedentes delictivos, según informó la Policía. En tanto, el mismo día en que sucedieron los hechos, en el hospital Masvernat murió Zenón “Mortadela” Moreira, otro de los participantes en los violentos episodios.

“El Gabo” tenía antecedentes por “robo en flagrancia” en 2009, por “infracción a la Ley 23.737 de estupefacientes” en 2014 y por “amenazas calificadas” en 2015. El otro fallecido, conocido como “Mortadela”, tenía un antecedente por “homicidio” en 2008 y por “robo calificado” en 2012.

“Levanten el corte porque acá mando yo”, aseguran que dijo “El Gabo” al llegar al lugar, según publica el diario digital El Entre Ríos. Según testigos de la escena, de un Gol color gris, se bajó una persona armada que aparentemente comenzó a disparar en dirección a los manifestantes y luego fue repelida por funcionarios policiales. "Estamos tratando de determinar cuántos disparos hubo y quiénes los efectuaron", explicó el fiscal.

 “Los testigos dicen que hubo varios disparos de parte del muchacho que llegó en el auto contestando los disparos de otra persona. Hay 10 personas en Fiscalía y me voy a entrevistar con ellos para que me ubiquen un poco más”, informó Mautone. En principio, “ningún policía resultó herido” ni tampoco habría lesionados entre los vecinos que realizaban el corte de calle. “Había un arma en el auto y en el lugar donde estaba la otra persona. Serían, a simple vista, una calibre 32 y otra 9 milímetros”, agregó.

Fuente: DyN