Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Un oficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires asesinó esta tarde a una joven, de 23 años, y a una trans, a quienes agredió a balazos en la localidad bonaerense de Los Hornos, en el partido de La Plata. El criminal agoniza, ya que se disparó un tiro en la cabeza con la intención de suicidarse y tras haber sido rodeado por otros uniformados.

Los voceros del departamento judicial platense revelaron a cronica.com.ar que las víctimas fatales del tremendo suceso fueron identificadas como Florencia Sandoval, de 23 años, y la trans Cielo De Lucca, mientras que el oficial herido es Juan Ignacio Soto, que está destinado en la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (U.T.O.I.).

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando Soto, de 23 años, mató a disparos a Sandoval y a De Lucca, en calle 164 entre 62 y 63.

Trascendió que luego el doble asesino subió a un VW Gol Trend blanco, dominio PFR 991, en el que emprendió velozmente la fuga.

Momentos después, el individuo comenzó a ser perseguido por los efectivos del Grupo de Policía Motorizada, hasta que detuvo la marcha de este coche en calle 166 entre 59 y 60.

Soto bajó del auto, se introdujo en una casa de la zona y, con su pistola reglamentaria Bersa Thunder 9 milímetros, se efectuó un disparo en la cabeza.

Con rapidez, el sujeto fue trasladado, de urgencia, a la Unidad de Pronta Atención (U.P.A.) N° 6, instalada en Los Hornos.

Pesquisas policiales de la comisaría de Los Hornos (3ª de La Plata), con el apoyo de miembros de la D.D.I. local, se encargan de investigar lo ocurrido.

Habitantes del barrio dijeron que el cadáver de Sandoval fue encontrado en la vereda, en tanto que De Lucca apareció fallecida en el pasillo de un inmueble.

Aparentemente Sandoval y Soto habrían mantenido una relación sentimental.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Doble homicidio y tentativa de suicidio”, el doctor Martín Almirón, fiscal de la Unidad Funcional N° 8 de los tribunales platenses, quien convocó primeramente a los expertos de la Policía Científica, aunque no se descarta que las correspondientes pericias sean derivadas a otra institución de seguridad, por razones de protocolo.