Según informó el diario Los Andes la Inspección General de Seguridad (IGS) separó de su cargo a un policía que está acusado de acosar sexualmente a una adolescente de 16 años en el interior de un colectivo en la zona de Luján de Cuyo.

El episodio sucedió el pasado martes por la tarde, cuando la joven viajaba a bordo del micro luego de salir de la escuela. Según su testimonio, el policía, que vestía su uniforme de trabajo, se acercó, la manoseó y le manifestó palabras obscenas. Al bajar, la menor alertó a su papá de la agresión sexual y acudió junto a él a formalizar la denuncia en la fiscalía.

Con la investigación judicial en curso, Marcelo Puertas, titular de la Inspección General de Seguridad (IGS), confirmó que el efectivo fue separado automáticamente de la fuerza. "Se le quitó el arma reglamentaria y se inició un expediente. La semana que viene declarará ante las autoridades y brindará su versión de los hechos", señaló, además de indicar que tanto la denunciante como el chofer del micro aportarán más detalles.

Puertas también precisó que el sujeto tiene 36 años y que lleva ocho años desempeñándose como policía, aunque no tenía antecedentes similares ni otro tipo de denuncias.