Un suboficial de la Policía de Tucumán y un cómplice fueron detenidos acusados de matar de un balazo a un joven, a quien había confundido con el supuesto abusador de su hija.

Todo ocurrió durante la madrugada del domingo después de que el efectivo, que presta servicio en la comisaría de Arcadia, llegó a su casa en la localidad de Carbón Pozo, donde se enteró por su hija que ella fue víctima de violación por dos jóvenes, a quienes identificó como Nahuel, menor de edad, y otro apodado "Johnny", publicó el diario La Gaceta de Tucumán

El suboficial -cuya identidad no trascendió para preservar la privacidad de su hija- llamó a un amigo y juntos salieron a buscar a los supuestos abusadores.

En primer lugar, pararon por una vivienda de la localidad de El Bracho, donde dijo ser policía y exigió que le entreguen a uno de los acusados. Cuando la dueña de la casa dijo que el sospechoso no vivía ahí, el hombre le efectuó un disparo que le rozó el cuello.

Tras ese ataque, el suboficial y su cómplice se trasladaron hasta una despensa ubicada en la localidad de Romera Pozo, donde encontró a una adolescente de 17 años y otro joven, de 26 años, a quien asoció con el tal “Johnny” acusado por su hija. 

La chica declaró a la Policía que el pibe y el suboficial estaban hablando con normalidad hasta que inesperadamente el policía le efectuó un disparo con una pistola nueve milímetros y huyó del lugar.

Los investigadores analizaban distintas hipótesis sobre el asesinato, además de la versión del ataque sexual. Una es que Nahuel y "Johnny", que aún no pudieron ser identificados y son intensamente buscados para que declaren, podrían haber ingresado a la casa de la novia del policía con fines de robo; mientras que la otra es que ambos habrían dado una dura golpiza a un hijo del policía en una fiesta.

Fuentes policiales confirmaron que el detenido tendría varios sumarios por estar acusado de haber cometido varias irregularidades y por faltas disciplinarias.