En la localidad bonaerense de Castelar, un oficial de la Policía de la Ciudad se suicidó ayer disparándose un balazo en la cabeza. Las autoridades investigan los motivos que impulsaron al hombre, de 32 años, a quitarse la vida.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Morón revelaron a cronica.com.ar que la víctima fue identificada como Juan Pablo Sebastián Mereles, quien se desempeñaba en la Comisaría Vecinal 3A, en el barrio porteño de Once.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, el hecho se produjo en el primer piso de una finca situada en el cruce de Sánchez y José Bonifacio, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial, donde el sujeto, de 32 años, se mató al efectuarse un certero disparo en el cráneo.

Trascendió que, junto al cadáver del individuo, los integrantes de la Delegación Morón de la Policía Científica incautaron una pistola Bersa nueve milímetros, determinándose además que Mereles había fallecido en el acto luego de ser alcanzado por el proyectil de arma de fuego en la sien derecha.

Servidores públicos de la seccional de Castelar (3ª de Morón) se ocupan de investigar lo ocurrido.

Intervino en la causa, que fue caratuladaSuicidio, la Unidad Funcional N° 6 de los tribunales de Morón.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy