Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Dos delincuentes -uno de ellos beneficiado con libertad condicional- fueron detenidos por los pesquisas policiales luego de ingresar a una vivienda y tomar como rehenes a los integrantes de una familia, en un dramático asalto que se registró en la localidad bonaerense de Lanús.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que el hecho se produjo el lunes pasado cuando los forajidos ingresaron armados y con fines de robo a una finca situada frente a una plaza, en Presidente Santiago Derqui al 1300, entre General Lavalleja y General Miller, en el citado distrito, oportunidad en la que redujeron por la fuerza y con fines de robo a un hombre llamado Jorge Abel, de 63 años, quien se hallaba en compañía de sus parientes.

Con rapidez, los malvivientes ataron a los damnificados, para luego comenzar a revisar las diversas habitaciones, oportunidad en la que se apoderaron de diferentes objetos de valor, una computadora y de aparatos de telefonía celular. Sin embargo, un vecino de la zona advirtió la entradera y avisó de la situación al número telefónico de emergencias 911. Momentos después, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Lanús arribaron al lugar del asalto y vieron a los sujetos, que abandonaban el inmueble con dos bolsos y una mochila, ocasión en la que les impartieron la voz de alto.

Arma de fuego

Por dicho motivo, se originó una persecución a la carrera, hasta que los servidores públicos lograron capturar a los individuos, llamados Daniel Alberto, de 51 años, y Antonio Juan Angel, de 29, a quienes les incautaron los elementos robados y un revólver Magnum 357. Autoridades policiales de la Jefatura Distrital y de la Jefatura Departamental de Lanús se encargaron de supervisar el procedimiento.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Robo agravado por el empleo de arma de fuego y escalamiento, y privación de la libertad", el doctor Sergio Shafer, fiscal la Unidad Funcional N° 2 de Lanús, dependiente del departamento judicial de Lomas de Zamora.