Un preso que hace cinco días fue liberado de un penal bahiense y volvió a ser detenido por un robo, se escapó en las últimas horas por un ventiluz del hospital de Agudos de Bahía Blanca, en el que se encontraba internado con custodia, y tras la fuga se burló de las autoridades por la red social Facebook, donde escribió “sigan participando”.

"Sigan participando, yo hasta la cima no paro por mí y por mis hijos”, escribió -plagado de errores ortográficos en el texto original- Gabriel Alejandro Arévalo Loncón (42).

Arévalo estaba detenido en la comisaría primera de Bahía Blanca y fue trasladado al hospital cuando dijo que se había tragado una hoja de afeitar.

A raíz de ello, el detenido fue derivado con custodia al centro asistencial, de donde escapó por un ventiluz cuando pidió ir al baño.

En su cuenta de la red social del Facebook, Arévalo publicó en las últimas horas un mensaje provocador hacia las autoridades policiales y judiciales.

"Los que me dejaron morir que sufran, la muerte está de mi lado”, escribió el fugitivo en su muro, tras lo cual agregó que será “bandido por siempre”.

En su muro. Arévalo exhibe además fotografías suyas con un arma de fuego, mostrando billetes de cien pesos y  junto a un cigarrillo y una planta de marihuana.

Tras percatarse de la fuga, la policía montó un operativo de búsqueda primero en el hospital y luego en la calle, aunque por el momento Arévalo no fue localizado.

Según las fuentes, el delincuente había sido detenido hacía cinco días por un robo en Bahía Blanca, pocas horas después de haber recuperado la libertad de un penal bahiense.