El cuerpo apareció cerca de la isla Isoró.

Un preso de 22 años escapó de la policía de Corrientes, se arrojó al río Paraná y luego de tres días, sus restos aparecieron flotando este jueves cerca de la isla Isoró.

Exequiel "Chicho" Quintana se arrojó al Riacho Goya para evitar ser detenido, desapareció de la supercie y apareció su cadáver a los pocos días. Sus amigos y familiares se habían movilizado pidiendo respuestas sobre lo ocurrido.

No se brindaron precisiones sobre por qué estaba detenido el joven. Detallaron que salió de la dependencia policial, corrió hacia la zona de la costanera y al ver que era perseguido se arrojó al río.

En las redes sociales se difundió una imagen en la que se ve al joven pidiendo ayuda a los efectivos, quienes no pudieron rescatarlo aunque se lanzaron a buscarlo. La autopsia la realizaron en la morgue judicial del Hospital Camilo Muniagurria.