Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

Un presunto caso de intento de abuso y estafa persigue a un sujeto de 37 años, quien se encuentra prófugo de la justicia y es buscado por la policía bonaerense, luego de que llevara a varios chicos de diversos clubes de la zona sur del conurbano a la localidad de Mar del Plata para un supuesto torneo de handball, algo que nunca sucedió y que tuvo como condimento además, el intento del despreciable sujeto por querer llevarse a una niña de 11 años con él, aunque fue salvada por otros dos jóvenes que compartían el predio con la chica.

Según familiares que dialogaron con Crónica, “esto viene ocurriendo desde hace tiempo en otras instituciones” aunque fue Cristina, madre de la chica que casi fue llevada por el sujeto (Matías Scarfo de 37 años), quien comentó lo ocurrido: “el 3 de enero un grupo de chicos del Club Leones de San José viajó hacia Mar del Plata para un supuesto torneo de handball que era organizado por él (en alusión al sujeto buscado), aunque hay cinco clubes afectados en total, porque tres viajaban el 3 y los otros dos lo harían el 14 de enero, contingente que ni siquiera salió. Todo ese dinero fue depositado en la cuenta de Scarfo y les cobraba 1.750 pesos por cada chico de los otros clubes y 1.300 a los del nuestro. Cuando viajan ese día comienzan las irregularidades, desde el supuesto torneo que no se realizó, llevó a lo chicos y no se quedó con ellos. Con lo cual no se hicieron partidos y los chicos iban a la playa, y no nos decían nada porque pensaban que nos íbamos a enojar con ellos”.

La mujer continuó diciendo que “el contingente era mixto y de todas las edades, en el caso de nuestro club eran sólo 5 chicos que iban y no entendíamos porqué los demás se bajaban del viaje. El profesor parecía bueno hasta ese momento, incluso tenía una relación con los chicos que no parecía normal. Cuando llegaron la cena no estaba incluída y la gente del otro club, Morgan y Cortázar, pagaron la comida de los chicos, además de que había otros servicios que no estaban incluídos”.

¿Intento de abuso?

Si todo esto era doloroso e injusto para la ilusión de todos los chicos que viajaron para competir en la “ciudad feliz”, aún restaba otra hecho que complica aún más la situación de Scarfo, la cual fue comentada por Cristina (madre de Brisa de 11 años): “como este sujeto no sabía como iban a volver, ya que no había pagado la vuelta del micro, no sé que se le pasó por la cabeza y a las 3 de la mañana del 7 de enero, fue hasta la habitación de mi hija y le dijo que hiciera el bolso que se iban. Mi hija lo comenzó a armar, pero se dió cuenta que era la única que se iba con él y ahí se imagino lo que podía pasar. Ella se negó a irse con él, y cuando la obligó, dos chicos más grandes que estaban en el contingente, le dijeron que Brisa se quedaba ahí y le tiraron sus bolsos por la ventana. Este sujeto se fue y después nos enteramos que estaba en el hospital de Mar del Plata porque decía que se sentía mal. La policía fue hasta ahí, y el accionar tampoco fue muy correcto porque lo único que hizo este profesor fue entregar unos papeles de los chicos y desde ese momento nos e sabe nada de él. Los menores tuvieron que volver en autos particulares y parece que este tipo de hechos no es la primera vez que ocurre”.

Situación de la pequeña

"Ahora está tranquila y no quiere salir. Está adentro de la casa con su celular, no quiere despegarse de mi lado. Esto no puede quedar así, tiene que haber justicia. Desde el 7 que me enteré de esto, me siento humillada por alguien a quien le pedí que cuide a mi hija, y casi termina todo de la peor manera".