El profesor Gabriel Flores, de 29 años, se presentó en la comisaría 13 de la capital entrerriana para ser notificado de una denuncia en su contra por abuso sexual a un niño, tras permanecer en una isla luego de arrojarse al río Paraná, informó este sábado la Policía.

El comisario Cristian Arrues detalló que la hipótesis apunta a que el docente “se arrojó al río aparentemente con intenciones de quitarse la vida, y llegó hasta la isla Alvear, donde fue hallado por un pescador que lo acercó a la costa”.

El hombre, que estaba desaparecido desde la noche del martes, se presentó el pasado viernes en la comisaría, a donde llegó en un remis al que le pidió “que lo llevara hasta la dependencia más cercana al lugar por donde transitaba”.

Flores, oriundo de Misiones, es profesor en la escuela “Jesús, el Maestro” en Oro Verde, a 10 kilómetros de Paraná.

El policía relató que Flores “decidió arrimarse hasta un negocio donde comió y luego se tomó un remis hasta esta dependencia policial, donde llegó muy shockeado”.

La integrante de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual local Eugenia Smith citó a Flores “por una denuncia por abuso sexual simple contra un menor”.

El docente se presentó en Fiscalía, quedó demorado, lo notificaron de la denuncia y designó su abogado defensor.

Smith sostuvo que “se están abordando las acciones pertinentes que marca el protocolo en materia de abuso sexual de menores” pero también “se resguarda la integridad del niño”.

En diálogo con la prensa, la funcionaria judicial indicó que el docente “fue notificado de las medidas restrictivas en protección de la supuesta víctima y la madre del chico”.

Asimismo, Smith destacó que “el apoderado legal de la escuela se puso a disposición y se le solicitó información para que conste en el legajo”. Flores “tenía planeado regresar a Puerto Rico, la localidad de Misiones de donde es oriundo”, agregó.