Por Fedra Abagianos
@TrinityFlux

Para el fiscal los rugbiers que mataron a golpes a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell actuaron con "premeditación". Ese salvaje comportamiento de los 11 jóvenes que lo golpearon en masa aún cuando estaba inconsciente y que le dieron muerte, es inexplicable. El Rugby, la falta de valores y de límites, la creciente violencia en la sociedad, la agresividad típica de la edad, cualquiera o todas podrían ser las razones. Cronica.com.ar habló con especialistas para intentar entender, no justificar, la violencia que este fin de semana desató un grupo de jóvenes contra otro.  

"Que se comprenda un asesinato de esta naturaleza desde el punto de vista intelectual no significa que se lo justifique", aclaró en primera instancia Luis Gratch, medico psicoanalista (MN 38929), quien explicó que hay que diferenciar la agresividad de la violencia. "La primera es un fenómeno normal que el ser humano usa en función de sobrevivir, y no implica bajo ningún concepto cometer un acto tan atroz como el del un asesinato", dijo.  

El médico explicó que los únicos que matan para sobrevivir son los animales mientras que los únicos que matan por placer y son violentos "somos los seres humanos"

"La agresividad se manifiesta a lo largo de toda la vida. De niño se pelea por un juguete, por ocupar un espacio. En el deporte el ser humano tramita la agresividad y la sublima en el afán de ganar de ser victorioso. Pero ahí se nota una diferencia con lo que es la violencia. Ser agresivo es querer ganar pero no implica necesariamente querer matar al prójimo", aseguró.  

"Los únicos que matan para sobrevivir son los animales mientras que los únicos que matan por placer y son violentos somos los seres humanos"..

Para el médico psicoanalista, la época de la vida en la que hay un incremento de la agresividad es en la adolescencia. Y aunque no puede generalizar sobre el Rugby, entiende que "es un deporte muy violento". En la cultura de lo físico, de la "muscularidad", del enfrentamiento físico, como también sucede en el boxeo o en las artes marciales mixtas, deporte conocido por como "MMA", hay una "expresión máxima de la violencia", por lo que se "deben cuestionar como deportes" y si "deben seguir vigentes"

Por otro lado, Gratch explicó que en los seres humanos se produce un fenómeno de masa y que tiene ciertas características particulares. "Cuando un individuo forma parte de un pequeño grupo de gente o una multitud, o sea una masa, se produce un contagio mental por un fenómeno hipnótico y esa alma colectiva le hace sentir, pensar y actuar de una manera totalmente distinta a como sentirían, pensarían y actuarían si estuvieran solos", aseguró.  

"Cuando un individuo forma parte de una masa, se produce un contagio mental por un fenómeno hipnótico y esa alma colectiva le hace sentir, pensar y actuar de una manera totalmente distinta a como sentirían, pensarían y actuarían si estuvieran solos"

"El sujeto siente una potencia invencible y se produce un contagio mental entre los integrantes de la masa. Por ejemplo, la antipatía se convierte en un odio feroz y de ese modo pueden cometer actos de una increíble violencia o incluso de increíble heroísmo. Por supuesto que en ese caso, se borra las adquisiciones personales de los individuos y el sujeto manifiesta todos los impulsos agresivos que tiene reprimidos, y puede llegar incluso a cometer un asesinato", agregó. 

Según el médico psicoanalista, el individuo tiene un sentimiento de potencia invencible, que incrementa el sentimiento de omnipotencia y reduce absolutamente el sentimiento de responsabilidad, de consideración y de interés por el otro.  

Una de las posibles razones de las que muchos hablan luego de este caso que conmocionó por su violencia, es que la sociedad argentina está cada día más violenta, y que eso se ve reflejado en el comportamiento de los jóvenes.

"No creo que la sociedad sea más violenta de lo que fue por ejemplo la Primera Guerra Mundial o la Segunda Guerra Mundial. Justamente, como la adolescencia es el período en el cual más se manifiesta la agresividad, no nos tenemos que olvidar que los ejércitos están constituidos en su gran mayoría por adolescentes. Los adultos son los que dan órdenes pero los que iban y cometían los asesinatos eran adolescentes soldados. Tenemos una proclividad a creer que la sociedad está más agresiva hoy pero desde Caín y Abel que el ser humano manifiesta y tiene como parte de su constitución psíquica la agresividad", aseguró el médico. 

La agresividad, según el médico es normal. cuando tiene una intensidad mayor se convierte en violencia. "Lamentablemente el ser humano es violento. Sigmund Freud pensaba que era bueno y que se ponía malo por frustración, pero fue a partir de la Primera Guerra Mundial, que Freud introdujo el concepto de 'Pulsión de muerte' , cuya expresión es la agresividad. Fue entonces que se dio cuenta que no somos buenos naturalmente, y que el odio y la agresividad son cosas que tenemos que poder reprimir", expresó. 

Para Gratch, son casos como estos los que tienen que poder ser usados para que "el resto de los adolescentes sepan" que tienen y deben "reprimir su omnipotencia, su agresividad, su arrogancia", porque de no hacerlo pueden "sufrir el peso de la ley porque tienen que ser irreductibles, porque casos como estos son ejemplarizadores". 

Por otro lado, Evelyn Marlene Stroppa, Licenciada en Psicólogía Clínica, (MN 51361), cree que los jóvenes sí están siendo más violentos, sobre todo en esta última década, y que se debe a la falta de límites intrafamiliar, algo que se "está volviendo bastante complejo en nuestra sociedad y dentro de la familia como institución"

La psicóloga clínica, que trabaja con niños y adolescentes, le aseguró a este medio, que el tema de la puesta de límites llega a su consultorio ya desde la temprana edad de los chicos. y donde la especialista asegura que es en los primeros años de vida cuando "son determinantes".

"Si bien el límite no debe establecerse desde el golpe y la violencia física, sí es necesario hablar y sostener un límite", explicó y agregó: "Los padres amigos, los padres confidentes, que entienden todo y que deben acompañar a sus hijos está bueno pero no coincido con el concepto de 'amistad' puntualmente. El padre no tiene que dejar de ser padre. Debe acompañar, crear espacios de escucha pero el límite tiene que estar establecido".  

"Es en los primeros años de vida cuando los límites determinantes".

Por otro lado, la licenciada aseguró que "todo lo que el chico percibe en la casa también se ve" después en su comportamiento. "Los chicos son esponjas emocionales que todo lo toman. Por lo general, el chico lo que capta es lo que después va a reproducir a nivel social. Entonces, todos los ideales y valores que le transmitamos es fundamental, y es algo que hoy falla a modo intrafamiliar. De alguna manera esto hace que los chicos sean más violentos", explicó.  

Si bien las conductas de enojo o de rebeldía son típicas en la adolescencia, el adulto debe saber "cuáles son las limitaciones de ese adolescente". Si sus actos de enojo son constantes, la especialista recomienda observar, ser perceptible y hacer lo posible para poder ayudarlo a través de distintos dispositivos como la terapia psicológica u otros talleres de emociones como los dispositivos grupales o la orientación para padres. 

"Todo parte de lo no hablado en casa principalmente. Y en la escuela, porque muchas veces las familias no es que no hablan porque no quieren, muchas veces es porque no fueron educados para poder transmitirles esos valores a sus hijos", dijo Stroppa.  

Para la especialista, el asesinato en Villa Gesell, no está relacionado directamente con el deporte que practican los imputados. "Si bien hay mucho contacto físico, por como se dieron los hechos creo que no. Lo relaciono más como un hecho aislado, pero sí me parece que la sociedad está muy agresiva. El ser humano está agresivo y eso se nota, no digo solamente a nivel macrosocial, las cosas cambiaron, el respeto hacia el otro no es el mismo y hay cosas donde las fronteras se invisibilizan y todo lo que tiene que ver con el respeto hacia el otro no se está viendo", expresó la licenciada y concluyó: "Hay autoridades, hay adultos, hay menores, y tiene que haber un respeto que sea recíproco. Todo esto en esta sociedad se está poniendo bastante complejo y tendríamos que reverlo, todo parte desde casa". 

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos