Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Tres delincuentes colombianos -un hombre y 2 mujeres-, que se dedicaban al robo de vehículos y de objetos de valor del interior de los rodados, fueron detenidos por los pesquisas del destacamento Vial de la localidad bonaerense de Cañuelas al ser sorprendidos mientras pretendían consumar uno de sus clásicos ilícitos, en una estación de servicio.

Posteriormente, en una típica situación de “puerta giratoria”, la Justicia decidió liberarlos, luego de considerar que el caso apenas había sido en grado de tentativa, a pesar de que estos involucrados tenían antecedentes.

El hecho Los voceros de los tribunales de La Plata revelaron que la preocupante historia comenzó a las 13.10 del 13 de julio pasado, cuando el encargado de una estación de servicio, situada en el cruce de la Ruta Nacional 3 y la ruta provincial 6, se comunicó al número telefónico de emergencias 911 para denunciar que un individuo y 2 mujeres, que se desplazaban a bordo de un VW Bora azul, patente FOW802, miraban en actitud sospechosa los diferentes automóviles.

Con rapidez, los pesquisas arribaron al comercio, pero no hallaron a estos implicados, lo que originó que de inmediato empezaron a buscarlos por la zona, oportunidad en la que los sorprendieron mientras pretendían apoderarse de los elementos de valor que había en una camioneta VW Amarok.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los policías a cargo de llevar adelante dicho operativo apresaron a los delincuentes, estableciéndose luego que todos ellos eran de origen colombiano -un joven llamado Carlos Julio de 26 años, y 2 mujeres de nombre Ángela Gabriela, de 39, y Érika Johana, de 24-, determinándose además que tenían antecedentes delictivos por haber consumado ilícitos de similares características.

Autoridades de la Superintendencia de Seguridad Vial de la Policía de la provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar el procedimiento.