Se conocieron detalles con respecto al asesinato de un joven, de 18 años, quien murió el sábado pasado, luego de ser baleado en la cabeza, en la localidad bonaerense de Villa Fiorito. Las autoridades policiales descartaron por completo una tentativa de robo y creen que el muchacho, que tenía graves antecedentes delictivos, habría sido agredido por venganza.

Voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que la víctima contaba con varios antecedentes y que aparecía implicada en dos expedientes por homicidio. Por dicho motivo, se sospecha que el joven, de 18 años, habría sido atacado por venganza y que, además, conocía a los victimarios.

 

Tal como publicamos en exclusiva, el muchacho fue trasladado, de urgencia, a la Unidad de Pronta Atención (U.P.A.) situada en Camino Presidente Juan Domingo Perón (el tradicional Camino Negro) al 4800, entre Quesada y Recondo, en jurisdicción de Villa Fiorito, en la zona sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, el joven habría sido agredido a disparos en Islandia al 400, casi en el cruce con José Luis Murature, en el citado distrito, y se dice que fue conducido al centro asistencial por uno de sus allegados, a bordo de un Nissan Tiida.

Al ser convocados por los funcionarios de la Justicia, los peritos de la Delegación Lomas de Zamora de la Policía Científica determinaron que el occiso presentaba un certero impacto de arma de fuego en la región del cráneo.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Villa Fiorito (5ª de Lomas de Zamora) realizan diferentes procedimientos en el vecindario para esclarecer el asesinato.

 

Intervino en esta causa penal, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Lorenzo Latorre, fiscal de la Unidad Funcional N° 3 de los tribunales lomenses.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios