La policía de Entre Ríos intenta reconstruir los últimos minutos con vida de Silvio Marcelo Cabeza antes de que su cuerpo apareciera calcinado dentro de un automóvil y sus manos, cortadas y arrojadas en un basural de Paraná.

Cabeza tenía 49 años y trabajaba desde hacía más de 15 en el Ministerio de Salud entrerriano como chofer oficial. En la actualidad, se desempeñaba en el Programa Sumar, una iniciativa que promueve un acceso equitativo y de calidad a los servicios de salud para quienes no tienen una cobertura sanitaria formal.

La Policía confirmó que las manos halladas eran de la víctima.

Es por eso que nadie de su entorno, tanto la familia como los compañeros de trabajo, logran entender por qué fue asesinado.

La Policía intenta dar con las últimas personas que vieron con vida a Cabeza, al igual que las llamadas hechas y recibidas en su teléfono celular.

Sin embargo, por la violencia del homicidio, fuentes policiales no descartaron que se trate de un crimen mafioso por medio del cual se intentó dar “un mensaje”, especialmente con la mutilación de las manos de la víctima.

Cabeza era padre de dos hijos y estaba separado desde hacía tres años. Vivía con su madre y su hermana, y era militante peronista. Ninguno de sus allegados cree que pudiera estar vinculado a alguna actividad delictiva.

El cuerpo de Cabeza apareció calcinado en un Renault Clío.

El cadáver calcinado de Cabeza fue encontrado alrededor de las 2.30 del martes dentro de un auto estacionado en el medio de un descampado del barrio Anacleto Medina Sur, a metros del Club Ciclón, en Paraná.

Al llegar, inclusive antes de los bomberos, la policía provincial observó entre las llamas que dentro del coche, un Renault Clio, había un cuerpo en el asiento trasero. A simple vista los agentes comprobaron que le faltaban las manos y se encontraba en posición fetal.

El automóvil pertenecía a la hermana de Cabeza, quien dijo que se lo había llevado el lunes y todavía no se lo había devuelto.

El tinte macabro de la muerte del empleado del Ministerio de Salud entrerriano se completó cuando, horas después, fueron encontradas sus manos por una persona que revisaba la basura en un volcadero de camiones recolectores de residuos.

Los investigadores intentan reconstruir las últimas horas con vida del hombre asesinado en Paraná.

La Policía, a partir del análisis dactiloscópico, confirmó que las extremidades le correspondían a Cabeza. Según las primeras pericias, fueron cortadas con un elemento muy filoso y preciso.

Además de establecer cuál fue el último recorrido de la víctima, los investigadores determinaron cuál fue el camino que hizo el camión recolector de residuos, que transitó por los barrios San Jorge, Anacleto Medina, Padre Kolbe y Gaucho Rivero, entre otros.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos