Un jubilado de 77 años, identificado como Saúl Hilu, fue encontrado muerto el viernes en su departamento ubicado en el barrio porteño de Palermo. El caso genera misterio ya que la víctima tenía los pies atados. Una de las hipótesis es que lo podrían haber matado después de ingresar a robarle.

La víctima era dueña de una casa de venta de muebles de decoración que está ubicada en la calle Salguero al 2700, prácticamente a la vuelta de su inmueble en el que vivía solo y apareció muerto.

Hilu, era muy querido dentro de la colectividad judía, ya que era el suegro del director de sepelios de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que reclamó "el esclarecimiento inmediato de los hechos y la captura de los responsables".

"Acompañamos al director de Sepelios de AMIA ante la impactante noticia del asesinato de su suegro Saul Hilu Z"L, en su domicilio particular, durante la madrugada del jueves. Exigimos a las autoridades el esclarecimiento inmediato de los hechos y la captura de los responsables", escribió Eliahu Hamra, presidente de la Federación de Comunidades Judías Argentinas.

Cómo descubrieron el cuerpo

El hecho fue descubierto el viernes al mediodía en la vivienda ubicada en Paunero al 2700, a metros del parque Las Heras. Fuentes policiales informaron que el cuerpo de la víctima fue encontrado por una hija y una empleada dentro del baño.

Efectivos de la Comisaría Vecinal 14C fueron alertados y constataron que el hombre estaba muerto boca abajo, con sus tobillos atados con una cinta de embalar transparente.

El personal observó que en el departamento había un gran desorden y cajones abiertos, aunque no había signos de violencia en la puerta de ingreso.

La víctima tenía 77 años.

En la causa, caratulada en principio como "averiguación de homicidio", interviene el fiscal Lucio Herrera de la Fiscalía Criminal y Correccional 9 que dispuso las pericias y la autopsia para determinar cuál fue la causa de muerte.

No obstante, ya se están peritando los videos de seguridad del edificio de la víctima y buscando otras cámaras en la zona para tratar de ubicar a los presuntos victimarios del hombre de 77 años, que era muy querido dentro de la colectividad judía.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios