Un adolescente de 14 años es el principal sospechoso de haber matado a los tiro a Ayelén González, una mamá de 25 años en en barrio Bella Vista, de Rosario.

Ayelén fue asesinada de cuatro balazos. De acuerdo a la investigación, antes de ser atacada, la víctima fue filmada mientras increpaba al chico por haber realizado “tiros al aire” días atrás.

 

La causa es investigada por el fiscal de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta,el menor está siendo buscado. Según entiende el fiscal, 30 segundos después de la filmación, el sospechoso desenfundó un arma y mató a la mujer.

El adolescente tiene una familia atravesada por la delincuencia. 

Es el hijo de una mujer de la localidad de Capitán Bermúdez que está presa por venta de droga. El padre del menor también es un convicto y está acusado de ser el líder de una asociación ilícita dedicada a lavar dinero del narcotráfico.


La actual pareja de su mamá es el único recluso de la cárcel de Piñero que permanece prófugo tras una masiva fuga ocurrida a finales de junio del año pasado, ocurrida tras un asalto comando cometido con ametralladoras.

También sus hermanos, menores de edad, tienen entradas a la comisaría.

La media hermana de la mamá fue detenida desde 2015 por un homicidio, por comercialización de estupefacientes y por portar una ametralladora FMK3. El otro tío de fue imputado por balear en la cabeza a un joven en la zona Norte de Rosario en abril del año pasado.

En una entrevista a Radio 2, Spelta reveló que el sospechoso “no estaba escolarizado” y agregó que, según la información que recibió el menor escapaba “de otro lugar” donde era buscado por haber cometido otros hechos delictivos.

Para el funcionario judicial a cargo de la investigación es el único sospechoso del asesinato. Quedó filmado mientras era increpado por Ayelén porque días atrás había realizado disparos al aire libre en el barrio.  Según elm fiscal, mientras la mujer le reprocha los tiros, el chico “se palpa” la parte de atrás de la cintura donde tenía una pistola calibre 9 milímetros.

 

Ayelén Gonzalez tenía 25 años y un hijo de 8.

Agrego un condimento. Víctima y presunto asesino eran amigos. Venían de una fiesta, de pasar la noche juntos con un grupo de amigos. Fueron a comprar facturas a una panadería para después irse cada uno a su casa. En ese contexto se desarrolla la discusión”, explicó Spelta.

El fiscal consideró que “su primera reacción es tocarse la pistola porque sabe que una pelea o discusión termina para él de esa manera. El tema es ¿cómo tiene el arma?”.

El fiscal apuntó que el menor “tiene toda la familia presa por deambular en el ámbito delictivo; es de las más peligrosas que hemos visto”.

 

 

El adolescente no es punible para la Justicia penal. Va a tener que intervenir Niñez, que deberá evaluar el trato que se le va a tener que dar para mejorar la situación. Pero, de ser detenido, tendría que quedar en libertad y a resguardo, si así lo establece Minoridad”, dijo el fiscal.

Se evalúa derivar la causa de la unidad fiscal de Homicidios Dolosos a la Justicia de Menores de Rosario.

 

Horas después del asesinato, en el perfil de Facebook de Ayelén se publicó un texto que habría escrito un familiar: “Soy Ayelén González. Tengo 25 años y un hijo de 8. Hoy, sábado 16/4, me arrebataron la vida. En los diarios y las noticias dicen que fue por ajuste de cuentas y la realidad es que no fue así”.

"Lo único que pasó es que tuvimos una discusión en plena calle porque esta basura se la pasa tirando tiros al aire y amenazando a todos; reclamándole que no le caiga una bala a mi hijo. Hasta que este hijo de puta me tiró 4 tiros dejándome sin vida, y a mi hijo sin mamá.

 

El texto que un familiar escribió en el muro de la víctima.

 

 

 

 

 

 

 

Ver comentarios