Un estremecedor intento de femicidio conmociona a la ciudad santiagueña de La Banda. El agresor es un hombre de 62 años, quien disparó un escopetazo a su ex esposa y al creer que ya estaba muerta, decidió quitárse la vida con la misma arma.

Todo ocurrió minutos antes de las 9 del viernes cuando Víctor Catán concurrió a la casa de su hija en el barrio Mama Antula, donde estaba también su esposa, Ana María Córdoba, desde hacía una semana porque se habían separado.

Fuentes policiales informaron que el hombre y la mujer tenían seis hijos en común, y habían decidido distanciarse tras los reiterados problemas de convivencia.

 

En la mañana del ataque, Catán llegó al domicilio con una escopeta calibre .16, con la que le disparó a Córdoba en la cara cuando apenas la vio.

Los voceros dijeron que al parecer la mujer se cubrió el rostro con sus manos lo que pudo haber atenuado las heridas y por eso quedó en estado de gravedad.

Al creer que su ex pareja estaba muerta, el agresor se suicidó de un disparo con la misma arma en la boca, indicaron las fuentes.

El intento de femicidio ocurrió en la casa de la hija de la víctima.

Tras el intento de femicidio, la víctima permanecía internada en estado de gravedad y con riesgo de vida. "Tiene lesiones en la mano, la cara y el pulmón", indicó una fuente de la investigación, que agregó que la mujer "perdió la mano derecha, ya que aparentemente con esa de defiende, por lo cual será amputada esa mano".

Asimismo, indicó que "en el pulmón tiene un pequeño neumotórax, por lo que se le colocará una cánula para drenar el posible líquido que se le pueda hacer y en la cara tiene lesiones que no serían transcendentes".

Ver comentarios