Un individuo, que había sido detenido por los efectivos policiales luego de intentar robar en un colectivo de la línea 247 con una pistola de juguete, apareció ayer fallecido en la celda donde estaba preso y las autoridades aseguran que el hombre se suicidó, ahorcándose con un buzo. El suceso ocurrió en el sur del conurbano bonaerense y los funcionarios de la Justicia descartaron que el sujeto haya sido asesinado.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los hechos se produjeron en la jornada de la víspera y comenzaron cuando dos marginales pretendieron consumar un asalto en el interno 24 de la línea 247.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, uno de los malvivientes fue capturado por los integrantes de la Policía de la Ciudad, con el apoyo de los miembros del Comando Patrulla (C.P.), en tanto que el otro sospechoso logró darse rápidamente a la fuga.

 

Momentos después, el maleante apresado, a quien se le incautó un arma de juguete, fue alojado en un sector de celdas de la comisaría de la Villa Iapi, situada en el cruce de 172 y Pampa, en la localidad de Bernal, donde, por motivos de seguridad, se lo colocó apartado del resto de los reclusos.

Trascendió que el detenido, de 28 años, fue hallado muerto por los uniformados que estaban de guardia, quienes vieron que el individuo se encontraba colgado de una reja, en la puerta del calabozo, mediante un buzo.

 

Intervino en esta causa, que fue caratulada “Suicidio”, el fiscal Jorge Saizar, quien consideró, en base a las diferentes pruebas obtenidas en el expediente, que el individuo se quitó la vida, descartándose por completo un homicidio. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios