Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

Tres hombres fueron detenidos en la puerta de la sucursal del Banco Ciudad, en el barrio de Mataderos, en un presunto intento de robo de los cajeros automáticos de dicho establecimiento bancario. En tanto, los efectivos policiales realizaron la detención al descubrir que el taxi en la cual se trasladaban los hombres tenía pedido de captura desde hace tiempo.

Efectivos de la comisaría 42, apostados en la zona de Mataderos, para la prevención del delito, alertaron por frecuencia policial que un taxi se desplazaba a alta velocidad por la zona poniendo en riesgo la vida de terceros. Alertado de esta situación, el personal policial que realiza la custodia de la sucursal del Banco Ciudad, ubicado en la avenida Juan Bautista Alberdi y Timoteo Gordillo, advirtió que el vehículo en cuestión había estacionado en la puerta de la entidad y dos de sus ocupantes, muy nerviosos, habían ingresado en el sector de cajeros automáticos, en tanto que el chofer los aguardaba con el motor encendido.

Ante esta situación se acercaron policías en moto, quienes a través del Departamento de Emergencias 911 ingresaron los datos del vehículo. El operador les avisó que tenía pedido de secuestro por robo vigente desde el día anterior. El chofer, al ver a los policías, abandonó el taxi intentando una fuga de a pie, pero fue detenido rápidamente, pese a que opuso resistencia, por los efectivos policiales. El resto de los efectivos ingresó al banco y detuvo a los otros dos sospechosos tratando de retirar dinero de los cajeros.

Con la presencia de testigos se realizó la requisa de los tres imputados y del taxi en el que se movilizaban, encontrando tarjetas de crédito y débito a nombre de distintos titulares, una importante suma de dinero y carteras de mujer, que serían producto de un raid delictivo realizado por la banda.

La Justicia ordenó el secuestro de las pertenencias y el posterior traslado de los detenidos, dos argentinos y el restante de nacionalidad uruguaya, a dependencias de la Policía de la Ciudad hasta que sean indagados por el fiscal.