Los ladrones que asaltaron en París la casa del volante Ángel Di María se llevaron joyas y relojes por un valor cercano a los 500.000 euros, según la prensa francesa 

La policía parisina abrió una investigación para esclarecer el robo a la casa de futbolista, que se enteró del delito mientras jugaba con su equipo, París Saint-Germain (PSG), un partido de la liga francesa frente al Nantes.

Cuando se lo informaron, Di María dejó el encuentro a los 30 minutos del primer tiempo y fue directamente a su domicilio, en la comuna de Neuilly, donde se encontraba su familia.

Sin embargo, la esposa, Jorgelina Cardoso, y las hijas salieron ilesas del asalto porque estaban en la parte alta de la vivienda mientras que el botín estaba en una caja fuerte de la planta baja. Recién se enteraron cuando los ladrones huyeron de la vivienda.

"No se cruzaron ni escucharon nada", dijeron los investigadores a la prensa francesa.

Di María no fue el único jugador del PSG asaltado el fin de semana: un grupo de ladrones ingresó a la casa de los padres del brasileño Marquinhos, quienes salieron sanos y salvos.

Ver comentarios