Mariel Rodríguez fue asesinada por su pareja, Sabrina Pereyra en el PH que ambas habitaban en Leopardi 151 del barrio porteño de Villa Luro. Estaba tendida en el piso, con un golpe en el cráneo, envuelta en una sábana y en medio de un charco de sangre.

Pereira fue quien llamó al 911 cerca de las 6 de la mañana cuando, dijo, volvió de trabajar en una remisería y se topó con la dantesca imagen. Sin embargo, poco después, le habría confesado el crimen a su jefe: "A vos no te puedo mentir, maté a Mariel".

Luego de constatarse que en la casa no había ningún faltante, los efectivos de la Policía de la Ciudad que arribaron al lugar detectaron algunas inconsistencias en el relato de la mujer. El relato del empleador de la mujer, sin embargo, fue clave para desembocar en la detención.

Este es el auto de la joven homicida. (@domenech_news)

La data de muerte sería alrededor de las 3 de la mañana, cuando la mujer estaba en teoría trabajando. Sin embargo, evalúan si la mujer se acercó al domicilio en algún momento. Mientras que el llamado al 911 se efectuó a los 6. 

Otro de los elementos claves que falta encontrar es el objeto contundente que provocó la muerte de la mujer, el cual no se encontró en la escena del crimen. Entre las investigaciones, la policía encontró en el citado auto, 65.000 pesos.

La detenida fue puesta a disposición del Juzgado Nacional Criminal y Correccional número 9, a cargo del juez Martín Peluzo

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos