Una dotación de bomberos y agentes del municipio de Bolívar trabajaron en conjunto por más de media hora para lograr rescatar a una vaca que había caído a un pozo de material de cuatro metros de profundidad.

El hecho sucedió en la futura estación transformadora de energía, ubicado a la altura del kilómetro 402 de la Ruta Nacional 226. Y el pozo, forma parte de el lugar donde próximamente se colocarán las columnas de la nueva terminal eléctrica.

Los empleados públicos, al mando del suboficial mayor Alejandro Bersani, lograron sacar al animal con unas sogas atadas cuidadosamente de las patas y cuello. Antes de la llegada de los bomberos, personal de Protección Ciudadana, mantuvo sujeto al animal al borde de la superficie del orificio, lo que facilitó el trabajo posterior.

El animal se reincorporó de inmediato luego del rescate y volvió a pastar tranquilamente.