El hotel está ubicado en Av. Corrientes al 820. (Google Street View)

Dos hombres, oriundos de Santa Fe, fueron detenidos como responsables de tener una clínica abortista en dos habitaciones de un hotel situado a metros del Obelisco, en avenida Corrientes 820.

El hotel, el cual no tiene nombre, ya se encontraba clausurado antes del operativo. Las embarazadas lograban contactarse con el servicio a través de la página de Internet "GINOFEM" y concentraban las entrevistas vía Facebook y WhatsApp.

Los especialistas realizaban los abortos con fármacos para animales y cobraban dicho servicio aproximadamente 28 mil pesos. Una de las habitaciones del hotel era un quirófano clandestino, en el cual se realizaban intervenciones en los que el embarazo era de mayor gestación. 

Cuando las mujeres llegaban al lugar, las recibía la "Dr. María", quien les hacía firmar un consentimiento médico y les administraba médicamentos que producían hemorragias en las pacientes, provocándoles el aborto. 

También, allanaron la residencia santafesina de ambos acusados. El caso quedó a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional número 19, a cargo de Graciela Bugeiro.