River aparece entre los clubes que salpica esta red de trata de menores que sacude al fútbol argentino. Con Independiente a la cabeza, el Club que preside Rodolfo D'Onofrio se presentó hoy a la mañana ante la justicia, como bien lo había anticipado en un comunicado de prensa emitido el domingo pasado. De esta forma, la institución se puso a disposición en la causa que investiga, en este caso, tres presuntos abusos cometidos entre 2004 y 2011. 

La nota, presentada ante la Fiscalía del Distrito Saavedra-Nuñez y firmada por la abogada Viviana Migliaccio, indica que “han tomado estado público hechos denunciados como delictivos, que habrían ocurrido o tenido principio de ejecución en el ámbito de nuestra institución entre los años 2004/2011”.
 

"Vengo a ponerme a disposición  (...), y por mi intermedio a todo su personal y diligencia en cuanto estime y a los efectos de aportar todos los datos o información que esté a nuestro alcance y que entienda necesario para contribuir en el esclarecimiento de tales hechos”, añade el escrito.

El mismo, sigue diciendo que "de más está destacar que ha sido y es conducta invariable de mis mandantes actuar con celeridad, enjundia y reserva en todos los casos que se investiguen posibles delitos, y ofrecer la forma de colaborar tanto con el poder judicial como con el Ministerio Público Fiscal”.

La denuncia

La Asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación Infantil (Avivi) presentó el lunes una denuncia penal según la cual una médica que trabajaba en River tomó conocimiento de tres casos de abuso a juveniles del club y que habían sido derivados a ella por el psicólogo de la institución deportiva. Estos serían dos jugadores de las inferiores de fútbol y una jugadora de vóley, abusada por un médico del Club. La causa en manos del juzgado de Instrucción N°27, a cargo de Alberto Baños, actualmente subrogado por Yamile Susana Bernan.