Pintaron el piso con sus propia sangre. Dos empleados de un negocio de venta de pisos de parquet platense resultaron gravemente heridos luego de ser apuñalados por una pareja de delincuentes, que luego de atacarlos se apoderaron de 25 mil pesos de la recaudación. Los atacantes continuaban siendo intensamente buscados al cierre de esta edición, lo que sembró el terror entre los comerciantes de la zona.

Según informo Diario Hoy, todo sucedió pasadas las 19 del viernes, cuando un hombre y una mujer ingresaron al negocio, ubicado en la esquina de calles 6 y 37. Los ladrones fueron directamente a amenazar a los dos empleados que estaban trabajando allí, iniciándose una feroz pelea ya que al notar que no portaban armas de fuego los enfrentaron.

En determinado momento, al darse cuenta de que no podían controlar la situación ante la tenaz resistencia de los empleados, uno de los malvivientes extrajo un cuchillo de entre sus prendas y arremetió directamente contra a las víctimas.

Sin piedad, acuchilló en forma reiterada a los trabajadores, quienes de igual forma y con inusual valentía lograron defenderse y continuaron peleando, a tal punto que uno de ellos terminó siendo arrojado contra una ventana y rompiendo el vidrio de la misma. Finalmente, los malhechores lograron reducir a los valerosos damnificados debilitados por sus múltiples heridas y fueron hasta donde se encontraba la caja registradora, de la cual sustrajeron un total de 25 mil pesos, para luego darse a la fuga.

De inmediato, ya sin la presencia de los agresores, los heridos dieron aviso al 911, haciéndose presentes agentes del Comando de Patrullas, a cargo de José Paniagua, y una ambulancia del SAME. Personal médico que atendió a los empleados constató que habían sufrido cortes profundos en el tórax, abdomen y espalda. No obstante, luego de recibir las respectivas curaciones, determinaron que sus vidas no corrían peligro, ya que no alcanzaron órganos vitales.

La Jefatura Departamental, a cargo de Javier Martínez, y la UFI 9 tomaron intervención en el hecho, caratulado como “ robo y lesiones”. Si bien al momento del cierre de esta edición no había pistas sobre los autores del hecho, se están analizando las cámaras de seguridad de la zona para poder determinar el paradero de los mismos, aunque el pánico reina en el barrio sabiendo que los salvajes asaltantes andan sueltos por allí y podrían intentar asaltar otro negocio.