Un hombre robó un perro del jardín de una casa de San Isidro el último sábado y quedó escrachado por las camáras de seguridad de una vivienda .

Cerca de las 18, un sujeto junto a un nene, que parece ser menor de edad, caminaban con un carro de recolección de residuos, y aprovechando que no había nadie, se acercaron a una vivienda y uno de ellos sacó a Tattum por las rejas y se fue corriendo con la mascota en los brazos.

Antes de irse a toda prisa, el nene le arrancó la chapa identificatoria que estaba en el collar y la arrojó dentro de la propiedad.

Gracias a las diferentes secuencias de las imágenes en donde se puede ver como sucedió todo, se logró identificar a uno de los malvivientes, que horas más tarde fue detenido.

El sujeto al ser interrogado por la policía, se negó a decir la ubicación del animal, por lo que las víctimas creen que lo vendió y es por eso, que decidieron hacer pública una recompensa para que lo devuelvan. 

Los dueños de casa están consternados y desesperados ya que Tattum no sólo es el compañero inseparable de una nena de siete años que lo llora a cada instante y pregunta por él, sino que además el can debe tomar un medicamento a diario.

En las últimas horas se supo que el pibe arrestado, finalmente fue liberado sin decir lo que pasó y en donde está.

La secuencia del robo de Tattum